Constitucionalista afirma que abrogación de ordenanzas sobre la Curva de Holguín no exime de responsabilidades a Revilla

La abrogación de las dos ordenanzas que beneficiaban el empresario Edwin Saavedra, que planeaba construir el World Trade Center (WTC) en la Curva de Holguín, no exime al alcalde de La Paz, Luis Revilla, de sus responsabilidades en este caso que es investigado por el Ministerio Público, señaló el abogado constitucionalista, Franklin Gutiérrez.

«Que hayan derogado (las ordenanzas) no exime a Revilla de responsabilidades porque el hecho ya se consumó cuando se procedió a la firma de los convenios, y no afecta en nada que aparezca otra disposición derogatoria u otro contrato que derogue lo que ya antes se ha firmado, porque Revilla comprometió la fe del Estado a través de su firma», señaló el jurista.

Ayer, el Concejo Municipal de La Paz abrogó la Ordenanza Municipal Nº 538/2016 de 21 de diciembre de 2016, que aprobaba el cambio de uso de suelos de la Curva de Holguín, y la Ordenanza Municipal Nº 500/2017 de 19 de diciembre de 2017, que homologaba el convenio de 9 de agosto de 2017, suscrito entre el alcalde Luis Revilla, a nombre del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP), y el empresario Edwin Saavedra Toledo, y que daba el visto bueno para esa construcción.

La derogación de ambas normas fue propuesta por el concejal de Sol.bo, Isaac Fernández, y apoyada por los concejales del partido del alcalde, quienes hicieron agendar el tema con «carácter de urgencia y dispensación de trámite».

Sobre estas normas, Gutiérrez explicó que en «delitos de cuello blanco» los sindicados tratan de atenuar su conducta mediante la anulación de sus hechos ilícitos para obtener una sanción menor o tal vez desactivar el proceso penal y acogerse a uno civil.

Sin embargo, aseguró que en materia de función pública esta estrategia es fallida ya que el delito de favorecimiento se consumó con la aprobación de la ordenanza y, posteriormente, con la firma del convenio por Revilla y Saavedra.

De acuerdo con la denuncia de la concejal de Sol.bo, Cecilia Chacón, para la ordenanza de cambio de uso de suelos de la Curva de Holguín se inventaron procedimientos y ésta consolidó la enajenación de 13.994 metros cuadrados de propiedad municipal en favor de Saavedra; mientras que la segunda norma ratificó la pérdida de esos terrenos, porque Revilla, al suscribir el acuerdo, reconoció la titularidad de esos predios en favor del empresario.

Este caso es investigado por el Ministerio Público a denuncia de la concejala Chacón y de la diputada del Movimiento Al Socialismo (MAS), Betty Yañíquez.

La ordenanza que abroga ambas normativas fue aprobada ayer por unanimidad de los presentes, en las estaciones en grande, detalle y revisión

La concejala Chacón destacó que este acto «es el primer paso en aras de recuperar y reivindicar la propiedad municipal existente en la zona (la Curva de Holguín)».

Pero, aclaró, que no implicaba proteger al alcalde Revilla, ya que «quienes hicieron los informes» para respaldar las ordenanzas o las autoridades que «pidieron la aprobación de las ordenanzas» deberán responder por sus actos ante la justicia.

Publicidad