Conclusiones del II Foro Académico y Encuentro de los Pueblos de las Civilizaciones Antiguas

Nosotros, los expertos académicos y representantes de las delegaciones de la República de Armenia, el Estado Plurinacional de Bolivia, la República Popular China, la República Árabe de Egipto, la República Helénica, la República Islámica de Irán, la República de Italia, la República del Perú, como miembros del Foro de Civilizaciones Antiguas, convocados en la ciudad de La Paz, Estado Plurinacional de Bolivia, los días 20 al 22 de marzo de 2019, en el marco del II Foro Académico y Encuentro de los Pueblos de las Civilizaciones Antiguas.

Sobre la base de las Declaraciones de Atenas y Tiahuanaco, reafirmamos nuestro compromiso de continuar trabajando en el marco del Foro de las Civilizaciones Antiguas, para mantener el legado y la sabiduría de las civilizaciones antiguas que continúan teniendo fuertes influencias en las correspondientes culturas del mundo moderno.

Como en el pasado y presente están estrechamente entrelazados en todas las culturas y civilizaciones, las disciplinas de la arqueología, historia y antropología cultural deben explorar y proponer un marco metodológico común para el análisis y promoción de esta unidad. Los pueblos indígenas, académicos, responsables de las políticas estatales y organizaciones culturales deberían iniciar un diálogo que vincule el pasado y el presente, conectando así, las civilizaciones antiguas con las culturas modernas.
El significado de las fronteras nacionales y étnicas, así como de las identidades, serán re-examinadas a través del lente de los intercambios históricos y modernos, de ideas y prácticas entre sociedades particulares y en contextos culturales concretos.

Por la yuxtaposición de patrimonios culturales tangibles e intangibles, con el propósito de demostrar críticamente las dinámicas de la civilización y la cultura, en formas que hagan justicia a la investigación académica, las tradiciones de los pueblos indígenas y las iniciativas de formulación de políticas.

Acordamos que la identidad debe verse como una realidad cultural, como un fenómeno integrado de patrimonios tangibles e intangibles y, no simplemente como un análisis de los artefactos materiales. Y su estudio está siempre abierto a una perspectiva interdisciplinaria.

Reafirmando el enorme valor de nuestras culturas como los principales medios de integración social de las civilizaciones antiguas, nosotros los expertos académicos y representantes de las delegaciones al II Foro Académico, acordamos las siguientes recomendaciones:

A continuación la agencia ABI reproduce las conclusiones del II Foro Académico y Encuentro de Pueblos de Civilizaciones Antiguas que se desarrolló entre el miércoles y viernes en La Paz.

  1. Desarrollar actividades conjuntas para fortalecer la gestión y las políticas, la conservación, la preservación y la revalorización del Patrimonio Cultural material e inmaterial, a través de la cooperación internacional entre los Estados miembros del Foro y con agencias de cooperación bilateral y multilateral.
  2. Generar conciencia y ayudar a crear conciencia social sobre la conservación, preservación y revalorización del patrimonio cultural.
  3. Desarrollar mecanismos de apoyo técnico, intercambio de experiencias, conocimientos, tecnologías y apoyo financiero entre los miembros del Foro de las Civilizaciones Antiguas.
  4. Demostrar las realidades espirituales de las culturas y civilizaciones.
  5. Compartir las experiencias de países que tienen exposiciones arqueológicas o exhibiciones artísticas itinerantes o temporales.
  6. Explorar la posibilidad de crear alguna clase de mecanismo permanente para familiarizar las culturas, a través de redes de profesores y expertos académicos y, definir un plan de acción para el Foro, que contemple reuniones académicas, programas artísticos y otros grupos.
  7. Identificar y trabajar en la protección de los patrimonios culturales y civilizaciones antiguas del tráfico ilícito y el turismo no respetuoso.
  8. Reconocer que las lenguas indígenas son parte de la cultura viva de las sociedades, su reconocimiento, protección y desarrollo ayuda a preservar la filosofía de vida de los pueblos indígenas y las civilizaciones. Por esta razón, las políticas lingüísticas deben considerar la participación de los pueblos indígenas, el fortalecimiento de su identidad cultural, sus capacidades comunicativas y el registro de sus escritos. La declaración del Año Internacional de las Lenguas Indígenas contribuye a este propósito.
  9. Trabajar conjuntamente y en coordinación con los miembros del Foro, los expertos académicos y los pueblos indígenas, en la salvaguarda del patrimonio histórico y cultural de las civilizaciones antiguas.
  10. Reconocer la gran contribución de la tecnología de las civilizaciones antiguas, especialmente la contribución al desarrollo de la agricultura, la subsistencia y la prosperidad de sus pueblos.
  11. Reconocer la importancia de la gestión del patrimonio cultural del Qhapaq Ñan, el Sistema Vial Andino, que revive la integración e identidad de sus pueblos indígenas.
  12. Explorar la posibilidad de relacionar los museos existentes de las culturas y civilizaciones antiguas en los países miembros del Foro y, tomar nota de la solicitud de Bolivia de tener un museo internacional de las civilizaciones antiguas.
    Red central/rm/rsl ABI