Conclusión de tres puentes abre corazón del Tipnis

La conclusión en la construcción de los tres puentes: Sazama o Cesarzamita, Ibuelo e Isiboro abre el corazón del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Secure (Tipnis), un proyecto resistido por los indígenas de la región. La terminación de este trabajo materializa el tramo II que contempla la ruta Isinuta y Monte Grande, que unirá la carretera de Villa Tunari, Cochabamba – San Ignacio de Moxos, Beni.

El senador de Unidad Demócrata (UD) Arturo Murillo y el exdirigente del Tipnis Fernando Vargas confirmaron a EL DIARIO el hecho.

“Fui a verificar el estado en la construcción de los puentes y como se puede apreciar en las fotos, todos los puentes están absolutamente construidos, o sea, el Gobierno nacional no ha parado su trabajo para ingresar al Tipnis y ha concluido los puentes que estaban en construcción”, afirmó Murillo.

El legislador proporcionó a este medio algunas imágenes que muestran los puentes ya concluidos.

Estos, según el exdirigente Vargas, posibilitan la construcción del tramo II y la división del Tipnis.

“El tramo II ya no tendrá obstáculos para su construcción, porque los tres puentes ya están concluidos, Isiboro, Ibuelo y Sazama, cerquita a la comunidad Santísima Trinidad”, afirmó y agregó que la entrega de estos puentes por parte del presidente Evo Morales será en función al resultado de las elecciones generales. “El Presidente aún no entrega los puentes porque piensa ganar las elecciones, tener un 70 % como él dice, ya para que nadie lo pare”.

Para el activista y defensor del medioambiente, Pablo Solón, la conclusión de los puentes generará mayor circulación que se dirigirá hacia la zona núcleo del área del Isiboro Secure, por donde atravesaría la carretera del tramo II.

Una de las consecuencias de este trabajo será de dos terceras partes de la masa boscosa del Tipnis y asentamientos ilegales más allá del Polígono 7 donde están los cocaleros.

“El daño se va ampliando y si hay carretera, según estudios, se puede perder el 60 % de la masa boscosa del Tipnis, esto todavía no ha pasado, pero ya existe una deforestación del 60 % en el polígono 7; en el caso de que haya asentamientos y loteamientos ilegales, se llegará a deforestar dos terceras partes de todo el parque y territorio indígena Isiboro Secure”, precisó.

En cambio, la diputada del Movimiento al Socialismo (MAS), Concepción Ortiz, en contacto con EL DIARIO, dijo desconocer si se concluyó los puentes en el Tipnis, por el otro, aseveró que ese proyecto de la carretera facilita el acceso de la gente que habita Isiboro Secure y el Parque Nacional, porque sus necesidades son las mismas que se tienen en las ciudades.

“Para nosotros es saludable que se haya avanzado en la construcción de los puentes porque era de mucha necesidad, personalmente yo llegué en tres ocasiones al Tipnis y pude verificar esas dificultades, no podían acceder a esos derechos constitucionales, como el acceso a la carretera, energía; así que espero que ese sueño anhelado de los hermanos, se haga realidad”, dijo Ortiz.

Sin embargo, Fernando Vargas, aseguró que en estos últimos años el Gobierno dejó en el abandono a los indígenas del Tipnis, porque las inundaciones que sucedieron los dejó, en condiciones deplorables y hasta la fecha no los han asistido, excepto algunas obras de caridad que hizo Boliviana de Aviación (BOA) solo en seis comunidades, precisó.

“Hasta la fecha ni el Gobierno central, departamental ni municipal han llevado semillas para que vuelva a producir su alimentación los hermanos indígenas que han sufrido inundaciones, no han hecho absolutamente nada, pero cuando el Gobierno dice que lleva proyectos es a cambio de que digan que la carretera va; ¡se provecha de las necesidades de los indígenas!”, indicó Vargas.

TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA NATURALEZA

Desde el 2017, los indígenas del Tipnis que rechazan la carretera que divide esta reserva presentaron una denuncia ante Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza (TIDN), instancia que envió una comisión a Bolivia para que verifique la denuncia.

Dicha visita se realizó entre el 16 y 23 de agosto del año pasado cuando recogieron testimonios de los indígenas, estuvieron en el Tipnis, pero no lograron ingresar al Polígono 7 porque los colonizadores les impidieron el paso.

Resultado del trabajo, la comisión presentó un informe el mismo que fue hecho público en enero y entregado al Gobierno central.

“El Gobierno nacional, unilateralmente y sin una consulta legalmente ejecutada, definió su construcción el año 2006. Además, los denunciantes expusieron las agresiones y violaciones a sus derechos colectivos principalmente el año 2011, mientras marchaban hacia la sede de Gobierno para exigir la anulación del proyecto carretero (…)”, suscribe parte del informe.

Sobre el cumplimiento de determinados requisitos, por ejemplo el caso de licencias ambientales y otros documentos, asegura en el documento, que según la información proporcionada por las entidades gubernamentales, referentes al tema, no cuenta el tramo II con un estudio de impacto ambiental.

“A la fecha, habiendo revisado los documentos oficiales públicos y habiendo preguntado al Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia sin recibir respuestas concretas, se concluye que el tramo II que pretende atravesar el Tipnis –desde Isinuta hasta Monte Grande– no cuenta con el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y Licencia Ambiental respectiva”.

En la parte conclusiva dicho informe “exhorta al Tribunal a sancionar al Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia por las reiteradas violaciones a los Derechos de la Madre Tierra y a otros cuerpos jurídicos que le reconocen como sujeto de derechos”; asimismo exige que el gobierno de paralice el proyecto carretero del Tipnis; la derogación de la Ley 969 de agosto del año 2017 y otros.

El Diario