Concejal Oscar Huanca reitera su inocencia

Oscar Huanca se cataloga como detenido político por el MAS y asegura que se aplican acciones para despejar el camino electoral del 2020.

Luego de estar detenido por más de dos semanas, en la cárcel de San Pedro de La Paz, el concejal Oscar Huanca reiteró su inocencia, en el caso de la adquisición de los buses Sariri en el municipio de El Alto, y su supuesta participación en un sobreprecio.

Las presuntas irregularidades que se habrían cometido en el periodo en que Édgar Patana era el Alcalde alteño. En ese entonces, Huanca fue concejal por el MSM (ahora es de UN) y Walter Alborta representaba al MAS.

Producto de estas acusaciones que según el concejal Huanca fue planificado por las autoridades del municipio que en el momento fungen como tal en la ciudad de El Alto, quienes conociendo que realmente otros son los culpables de haber aprobado la compra de estos motorizados, la actitud sañuda con que se procedió fue un tema netamente político y apetitos personales, según Huanca.

LA POSTA

Huanca se encuentran recluida en la sección La Posta, donde su estadía no es de los mejores, debido al hacinamiento que sufren los privados de libertad en dicho centro penitenciario de San Pedro de La Paz.

Un día de visita, donde muchas personas llegan hasta este lugar para ver a sus familiares recluidos por diferentes motivos, el concejal Huanca, físicamente denota una reducción de peso, pero con una luz de esperanza que reflejaba en su semblante, la que no necesitó decirlo en vos alta, “Se hará justicia, porque no he cometido ningún delito”, al referirse a su encarcelamiento por presuntas irregularidades.

El mismo ambiente del centro penitenciario, con pasillos obscuros, miradas que suelen seguir a las visitas y la oportunidad de vender todo tipo de productos comestibles o de recuerdo al interior del penal, a muchas personas de ambos sexos siempre les genera diferentes reacciones, siendo una de ellas el fortalecimiento personal, cuando se trata de una acción injustificada como fue calificada por Huanca.

Sin embargo a pesar de este optimismo y la fe puesta en Dios, la autoridad alteña no pudo evitar, en señalar que en el interior de este recinto debe tener mucho cuidado, debido a que no para todos fue bienvenido, siendo que estas actitudes lo notó desde el momento en que algunos reclusos de este sector de la cárcel conocieron el porqué de su reclusión.

Huanca es uno de los privados de libertad que siempre está recibiendo visitas, no solo de sus familiares, amigos, compañeros de política y hasta de alguno que otros militante del oficialismo que busca sorprenderlo en su buena fe, pero la experiencia personal y política le permiten discernir ahora mejor a su entorno más aún cuando gran parte de su trayectoria evito relacionarse con personajes involucrados en hechos de corrupción.

Las detenciones preventivas en el caso de algunas autoridades como el caso de Huanca, suelen tener una tónica política antes que de posible responsabilidad administrativa, aspecto que permite la vulneración de los derechos humanos como en el presente caso.

Publicidad