Complejidad de industria financiera reduce usuarios

Los altos costos de acceso, las elevadas tasas de interés, la falta de productos y servicios que aporten valor a los usuarios, y la complejidad de uso son los principales factores que hacen de la industria financiera una de las menos apreciadas por los usuarios, sobre todo en regiones como América Latina y el Caribe, según una reportaje del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), publicado en su blog.

De hecho, el 71 % de los millennials —la generación nacida entre 1981 y 2000— prefiere ir al dentista antes que interactuar con su banco, y la mayoría no sabe identificar las diferencias entre su banco y otro, según una encuesta de Scratch, publicada por BBVA .

Comencemos por lo primero: América Latina y el Caribe tiene una elevada tasa de exclusión financiera. Unos 210 millones de personas, equivalentes al 46% de la población adulta, no tienen una cuenta bancaria. Y a las pequeñas y medianas empresas (PyMEs), que representan un 90 % del total de las empresas de la región, se les dificulta el acceso a créditos por la falta de historiales crediticios o liquidez, señala la nota.

Sin embargo, ese panorama de exclusión financiera podría cambiar gracias al rápido desarrollo tecnológico y al aumento del acceso a internet que está experimentando la región.

Según el informe de Economía Móvil 2018, el 50 % de la población de América Latina ya cuenta con acceso a internet móvil y, en el futuro, se espera que siga creciendo a pasos agigantados.

Las empresas fintech están aprovechando estos dos factores —la penetración de internet y el desarrollo tecnológico— para liderar la transformación del sector financiero, ofreciendo procesos más eficientes, nuevos modelos para la obtención de créditos y aplicaciones móviles que benefician a individuos, pymes e, incluso, a las propias entidades financieras tradicionales.

La segunda edición del informe Fintech en América Latina 2018, realizado por nuestra División de Mercados de Capital e Instituciones Financieras y Finnovista, identificó 1.166 emprendimientos fintech en la región, un aumento del 66 % con respecto al año anterior.

Algunos ejemplos exitosos de empresas fintech son las plataformas de préstamos en línea para pequeñas empresas. Estas realizan calificaciones de riesgo crediticio alternativas a las utilizadas por los bancos comunes y corrientes, y facilitan el desarrollo de nuevos negocios o emprendimientos que de otra manera no hubieran recibido dinero alguno.

Además, el informe encontró que un 46 % de las fintech tienen como misión ofrecer soluciones al mercado de consumidores y las PyMEs, sub-atendidos por los bancos tradicionales. Y en países como Bolivia, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Paraguay, el 100% de las fintech afirmaron tener a consumidores y/o PyMEs como sus principales clientes.

«Me fascina la posibilidad de hacer el cambio en la vida de miles de personas, de que nuestras soluciones democraticen las oportunidades para los más necesitados y que se haga inclusión financiera real», dice María Laura Cuya, fundadora de FactoringLab y presidente de Innova-funding, una startup fintech que opera como el primer mercado financiero de Perú, que conecta inversionistas y empresas.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat