Como adherente, Bolivia no se beneficia del pacto UE-Mercosur

Luego de 20 años de negociaciones, los “Estados parte” del Mercado Común del Sur (Mercosur) firmaron hace unos días un histórico tratado comercial con la Unión Europea (UE). Bolivia, al ser un miembro adherente del bloque, no se beneficiará de los millonarios acuerdos comerciales.

“Mientras Bolivia no sea miembro de pleno derecho en el Mercosur, no accederá a las ventajas del acuerdo UE-Mercosur. Bolivia tendrá que garantizar el trato especial diferenciado y de nación más favorecida que tiene en la CAN (Comunidad Andina de Naciones), como mecanismo para afrontar las asimetrías”, indicó el gerente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Javier Hinojosa.

El acuerdo firmado entre bloques afectará a 770 millones de consumidores y tiene el objetivo de liberar un mercado multimillonario y hasta la actualidad caracterizado por altos aranceles.

A poco de la firma del convenio, el presidente Evo Morales felicitó a la UE y al Mercosur, que tiene a “Bolivia como miembro en proceso de adhesión”.

Hinojosa recordó que el protocolo de ingreso del país al Mercosur fue firmado en julio de 2015, en Brasilia, y aprobado por los congresos de Uruguay, Paraguay, Argentina y Venezuela, pero queda pendiente el pronunciamiento del Parlamento de Brasil, que en una oportunidad ya rechazó la incorporación del Estado boliviano al bloque.

Los sectores más beneficiados con el circuito europeo-sudamericano serán la automoción proveniente del Viejo Continente, y la agricultura de los países vecinos, con la soya brasileña y la carne argentina a la cabeza.

Con el acuerdo, Europa modificará los aranceles a más del 99% de los productos agrícolas procedentes de Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay, los cuatro beneficiados de la región.

El titular de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, indicó que el país debe adherirse como Estado parte al Mercosur para negociar en favor del comercio boliviano.

“El tener nuevos mercados en condiciones favorables como nos puede dar la comunidad económica europea es importante. Tenemos que integrarnos en esa economía y sólo nos faltan unos pasos”, señaló ayer durante la inauguración de la Rueda de Negocios 2019 de la CNC.

Una opinión parecida fue la del gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, quien apuntó que tener acuerdos con la UE da a los países miembro “enormes posibilidades” de exportación a un gran mercado.

“Bolivia aún está en la lista para adherirse, esperemos que sea pronto para que de la misma forma la Cancillería negocie acuerdos de apertura para ciertos productos como lo hizo con China, Vietnam, Rusia e India. Se debe acelerar el inicio de las negociaciones para que Bolivia sea parte del acuerdo multiparte que han suscrito recientemente con la UE”, recomendó Rodríguez.

La relación Bolivia-Europa

El consejero de prensa de la UE en Bolivia, Wálter Mur, resaltó que Europa es un mercado de 500 millones de habitantes, al que Bolivia tiene acceso por un listado muy grande de productos que puede aprovechar mejor con el Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG+).

“Actualmente Bolivia se beneficia unilateralmente del SGP+, que ya permite el ingreso de la mayoría de productos bolivianos al mercado europeo”, dijo.

Mur apuntó que de los 33 países de América Latina y el Caribe, 31 tendrán una nueva era de relaciones comerciales con Europa. “Bolivia declaró su intención de avanzar hacia eso (un relacionamiento comercial más amplio y de socios) y lo celebramos”, sostuvo el consejero.

Pagina Siete

Publicidad