COB y Conalcam declaran estado de emergencia y movilización pacífica en defensa de la democracia

La Central Obrera Boliviana (COB) y la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) resolvieron el martes, en una reunión extraordinaria en la Casa Grande del Pueblo, declarar estado de emergencia y movilización pacífica nacional en defensa de la democracia.

«Nos declaramos en estado de emergencia y movilización nacional con una primera concentración nacional pacífica el miércoles 23 de octubre en la plaza San Francisco a mediodía», señala el pronunciamiento del sector dado a conocer luego de una reunión con el presidente Evo Morales.

Los dirigentes de las organizaciones afiliadas a la COB y Conalcam emitieron esa posición ante las acciones violentas, racistas y antidemocráticas -según denunciaron- con las que grupos de extrema derecha buscan convulsionar el país.

«Denunciamos los intereses oligárquicos y privatizadores que se esconden detrás de estas acciones violentas que están financiando algunos comités cívicos y contratando grupos de choque y que desde las empresas privadas están sacando a sus trabajadores a participar en esos llamados cabildos para generar violencia y convulsión social en el país», señala otro punto del documento.

Según los resultados del Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), el presidente Evo Morales, candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), ganó los comicios en primera vuelta, sin embargo, grupos de la oposición llamaron a desconocer esos resultados y alentaron violentas movilizaciones en diferentes regiones del país.

Esa victoria electoral «ha sido posible por la votación de los trabajadores del campo y la ciudad organizados en los barrios populares de las ciudades, pero también en las áreas dispersas de todas las provincias», resaltó la COB y Conalcam.

«Alertamos al pueblo boliviano que la derecha expresada en Carlos Mesa y Comunidad Ciudadana intentaron atribuirse resultados exitosos en base a cifras parciales difundidas por el Tribunal Supremo Electoral sin esperar los resultados finales de zonas alejadas como si no importará el voto de los hermanos indígena originario campesinos, interculturales, afrobolivianos y mineros».

El domingo anterior, Mesa se adelantó a la conclusión del cómputo de votos y dio por hecho una segunda vuelta cuando faltaba contabilizar 17% de los sufragios realizados en zonas rurales.

La noche del lunes el TREP daba por ganador a Morales en primera vuelta, aunque el escrutinio oficial de las actas de votación continúa en el Tribunal Supremo Electoral.

La COB y Conalcam manifestaron que se constituirán en firmes vigilantes de la voluntad popular expresada en las urnas y condenaron las acciones violentas de partidos políticos, comités cívicos y otras organizaciones afines a la extrema derecha.

Frente a ese triunfo «la derecha está intentando realizar un golpe antidemocrático, acciones violentas, quema de tribunales electorales y sedes del Movimiento Al Socialismo, agresiones racistas y rumores de desabastecimiento es un atentado a la democracia y la estabilidad social y económica del país», alertaron los dirigentes sociales.

Antes de dejar la Casa Grande del Pueblo, la representación de la COB y Conalcam agradecieron el apoyo de los bolivianos al actual Gobierno, cuya base social «continúa en la lucha y se movilizará

para defender la victoria de todos los confines patrios".

rm/clm ABI

Publicidad
Abrir chat