Cívicos y Conade le dicen a Evo Morales que el pueblo no quiere diálogo sino su renuncia

Dirigentes cívicos de Santa Cruz, Cochabamba y del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) rechazaron este sábado la oferta de diálogo político planteado por el presidente Evo Morales y le recordaron que los movilizados no son los partidos políticos sino el pueblo en general que exige su renuncia.

El rector de la UMSA y dirigente del Conade, Waldo Albarracín, manifestó que el llamado del presidente es un insulto a la inteligencia del pueblo boliviano.

“Lo que está queriendo Evo Morales es ganar tiempo. Habiendo perdido hace tiempo su investidura y todo respaldo ciudadano, ahora quiere dialogar cuando nunca ha viabilizado el diálogo”, dijo a tiempo de asegurar que esa posición es compartida por el conjunto de las organizaciones sociales.

Albarracín encuentra contradicción en la oferta de Morales porque solo quiere hablar con políticos, cuando “la lucha lo está llevando adelante la sociedad civil, representada en las entidades vivas”.

“Quiere dialogar con sus parientes y excluye a los verdaderos protagonistas que piden su renuncia. Él (Evo Morales) alguna vez dijo voy a gobernar obedeciendo al pueblo. El pueblo le dijo NO en un referendo y se ha olvidado y ha desconocido; el pueblo ha votado en contra en las elecciones y ha distorsionado la votación para volcar a su favor. El pueblo le está diciendo que se vaya y no quiere irse”, dijo al indicar que el pedido del presidente Morales no es la solución porque las movilizaciones van a continuar.

El vicepresidente del comité cívico de Santa Cruz, Rómulo Calvo, aseguró que “el presidente Evo Morales está acostumbrado a su soberbia y a su cinismo” y no entiende que no son los partidos los que piden su cambio, sino es el movimiento cívico que aglutina a todo el pueblo que está cansado de estar atemorizado, perseguido y engañado.

“Este gobierno no está haciendo vivir en una burbuja, muchas generaciones quedaron endeudadas por el mal manejo económico donde se ha enriquecido él (Evo Morales) y su séquito, y ahora quiere engañar al pueblo boliviano. Este gobierno debe irse porque manchó con sangre las calles por su soberbia”, declaró en Santa Cruz.

Calvo aseguró también que las medidas de presión van a continuar porque el pueblo ya no quiere más muertes ni convulsión sino quiere volver a la normalidad.

El dirigente cívico Juan Flores dijo que el viernes Cochabamba ha dado un buen ejemplo junto con la Policía con un amotinamiento que se ha consolidado a nivel nacional, a pesar que “las hordas criminales masistas a la cabeza de Evo Morales, con quien el pueblo boliviano no tiene nada que dialogar por haber violentado la Constitución”.

Erbol

Publicidad
Abrir chat