Cívicos coordinan paro del 21 y dicen que “será total”

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, informó ayer que ya se logró respaldo de varios sectores para lograr un contundente paro a nivel nacional el 21 de agosto. El oficialismo descalificó la movilización e indicó que la organización apunta a inviabilizar las elecciones generales.

“Está ratificado el paro para el 21 de agosto estamos coordinando con los distintos sectores. El único departamento que ha hecho una escala en su decisión de no participar, por una cuestión de responsabilidad en función de que llevaron un paro de 72 horas por una demanda regional, es Potosí”, afirmó ayer Camacho a radio Panamericana.

El líder cívico indicó que se obtuvo el respaldo principalmente de plataformas ciudadanas y universitarios. El cívico dijo que estuvo de gira por diferentes departamentos colaborando en las reuniones de coordinación. En lo que corresponde a Santa Cruz aseguró que se tiene el compromiso de 24 sectores que aglutinan el comité.

Por su parte, la diputada del MAS, Sonia Brito, señaló que las medidas de presión de los comités apuntan a inviabilizar las elecciones del 20 de octubre. “Permanentemente apuestan a una acción en un momento y luego a otra, están queriendo parar al país, bloquean a Bolivia, a la democracia, a este proceso electoral, la gente no va adherirse como ellos están pensando”, expresó la legisladora por el mismo medio de comunicación.

Camacho aseguró que de ningún modo los cívicos buscan suspender el proceso electoral con la petición de renuncia de los vocales del órgano electoral. Aclaró que, si se diera el caso, la convocatoria a la votación puede postergarse para una reorganización, que no contemple la participación del actual binomio oficialista que “es ilegítimo”.

A criterio de Brito, pretender la inhabilitación de Evo Morales y Álvaro García Linera es “como querer inhabilitar a más de la mitad de Bolivia”. La asambleísta recalcó que el apoyo a la fórmula del MAS quedó demostrado en las multitudinarias concentraciones en Santa Cruz, Cochabamba y, recientemente, La Paz.

Pagina Siete.

Publicidad