Cívico al MAS: “No estamos pisando el voto de nadie”

El presidente del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, manifestó que Evo Morales y Álvaro García Linera asestan un golpe de Estado a la democracia, por no cumplir la Constitución Política del Estado y el referendo del 21 de febrero de 2016.

“No respetar el voto del pueblo sería darle un golpe de Estado. Quien da un golpe de Estado es un dictador”, así parafraseó Camacho al Primer Mandatario, y emplazó a sus voceros a responder “al pueblo boliviano por qué su Presidente no está acatando la respuesta del pueblo”.

El MAS calificó el paro cívico en Santa Cruz como un acto de desestabilización política, un golpe de Estado y un sabotaje a las elecciones nacionales de octubre de 2019.

“¿Cuál dictadura?, ¿cuál golpe de Estado?, ¿pedir la renuncia de alguien? No estamos pisando el voto de nadie. Estamos pidiendo la renuncia de quien es cómplice de la ruptura del orden constitucional, eso no es golpe de Estado”, respondió el cívico.

“¿Quién está dando el golpe de Estado? Nosotros por pedir una medida constitucional y que nos den la tranquilidad al pueblo que es respetar el voto o ellos que no lo respetaron”, cuestionó el cívico.

Por otra parte, Camacho anticipó que el paro previsto para este martes en el departamento de Santa Cruz será contundente. “Vamos a demostrar con este paro la contundencia. Habrá ahora en Santa Cruz, el mejor paro, en pleno proceso electoral, por la libertad y por el voto”, sostuvo.

El representante cívico participó ayer en la reunión del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), en la que planteó un paro escalonado de los nueve departamentos para terminar en un paro nacional indefinido.

Sin embargo, el Conade y los cívicos resolvieron su apoyo militante al paro cruceño, además de organizar un paro nacional, que aún está pendiente por definir una fecha.

Pagina Siete.