Ciudadelas de Santa Cruz se resisten a paro cívico y actividades son normales

Los habitantes de la ciudadela del ‘Plan Tres Mil’ se manifestaron el martes en contra del paro convocado por los cívicos de esa región y retiraron a grupos reducidos de activistas que trataban de bloquear las vías, para dar lugar a las actividades que se desarrollaron con normalidad en esa zona y la Villa Primero de Mayo de la ciudad de Santa Cruz, informaron fuentes vecinales.

«Estamos resistiendo y rechazando porque este paro cívico es obligado, los funcionarios públicos son los que están bloqueando o están queriendo cerrar negocios, pero nosotros necesitamos porque vivimos del día a día y no estamos acatando», dijo la dirigente gremial del ‘Plan Tres Mil’, Marcela Rojas.

El dirigente vecinal, Fernando López, agregó que si bien el transporte público replegó sus unidades por seguridad, ante los bloqueos y hostilidad de activistas, se ha dispuesto la circulación de moto taxis y otros servicios de transporte como los ‘toritos’ (motos con cabina) para el traslado de los vecinos.

López lamentó que el Comité Cívico haya incumplido su compromiso de dejar expeditas las calles, y trate de bloquear algunas avenidas con vehículos y promontorios de tierra.

Según la evaluación de los dirigentes de las ciudadelas en el ‘Plan Tres Mil’ se abrieron los mercados, comercios y entidades bancarias con normalidad.

Situación similar se vivió en la Villa Primero de Mayo donde las tiendas, los centros de abasto y las entidades financieras también abrieron sus puertas para atender al público.

En las ciudadelas viven al menos de 500.000 habitantes, que representa una cuarta parte de toda la población de la capital oriental de Santa Cruz.

hhg/kpb/ ABI

Publicidad