Ciudadanía asegura que informe de Juan Grabois fue “bajo efecto de drogas”

El informe del grupo argentino radical liderado por Juan Grabois que llegó a Bolivia supuestamente para recoger denuncias de violaciones sobre los derechos humanos se hizo bajo “efecto de drogas”, aseguraron internautas que rechazaron las versiones “inventadas” del grupo radical que abandonó el país el fin de semana.

La presencia del grupo radical a la cabeza de Grabois vinculado al Kirshnerismo causó gran molestia en la mayoría de la población que se enteró de su presencia en La Paz, sobre todo por las redes sociales ya que pocos medios les dieron cobertura dada la poca seriedad de sus acciones.

Las versiones que maneja este grupo argentino sobre presuntos hechos suscitados en Bolivia en los días posteriores a la renuncia de Evo Morales parecen salidas de un guion de ciencia ficción. Estas van desde de “gente que arrojaron desde helicópteros”, hasta “desapariciones forzadas”.

La respuesta de la ciudadanía va desde la indignación total hasta la mofa y la ironía utilizando una serie de adjetivaciones contra el grupo, sobre todo en alusión a sus versiones inventadas bajo influencias de narcóticos.

Visor Bolivia destaca que el equipo argentino que pasó por Bolivia para tomar declaraciones de un solo lado y actuando únicamente bajo el amparo de la defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz, declarada afín al proceso de cambio de Evo Morales, dejó seis conclusiones e identificó preliminarmente, doce vulneraciones de derechos humanos.

En resumen, las seis conclusiones siguen el guion del “golpe de Estado” y de llamar “gobierno de facto” a la administración constitucional de la presidenta Jeanine Áñez, en franco desconocimiento de la realidad nacional, normativa constitucional y contexto boliviano.

Sobre las “doce violaciones a los derechos humanos”, supuestamente cometidas en Bolivia, desde la renuncia de Morales, porque nunca se habla de las acciones del régimen del MAS previas y durante las elecciones del 20 de octubre. El resumen establece otra serie de invenciones casi sacadas de un guión de Hollywood.

Se dice que en Senkata, además de las trágicas muertes, hubo “personas desaparecidas”. Se reitera en otro punto, que hay “desapariciones forzadas de personas” y se habla de “violaciones y abusos sexuales graves” cometidos por parte de militares en El Alto y Sacaba.

Se habla de la “destrucción de viviendas particulares, incendios, destrucción de viviendas de familiares, humillación pública y linchamientos” contra los legisladores y funcionarios del MAS, pero jamás se menciona la quema de las casas de Waldo Albarracín ni de Casimira Lema, por ejemplo. Se acusa además a la “Unión Juvenil Cruceñista” de haber cometido esos actos vandálicos.

Al respecto, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaria, dijo que dicho informe, falta a la verdad y a la inteligencia de los bolivianos.

“En el caso de estos ciudadanos argentinos hemos leído su primer informe que realmente falta a la verdad, a la inteligencia de la ciudadanía y del pueblo boliviano en general, para pretender alterar la realidad y generar solidaridad y pena con la situación de Evo Morales”, dijo en una entrevista con la radio Panamericana.

Santamaria calificó como “tremendamente irresponsable” la emisión de ese primer informe y dijo que como Gobierno se aguardarán las valoraciones correspondientes de la Oficina de Derechos Humanos y la Defensoría del Pueblo.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat