Choferes dicen que La Paz es un «marchódromo» y pedirán anulación de acción popular

Choferes de la ciudad de La Paz pedirán la anulación de la acción popular presentada por los diputados opositores, Wilson Santamaría y Rafael Quispe, contra las protestas que realiza el sector del transporte. Aseguran que no son el único sector que realiza movilizaciones, ya que la sede de Gobierno es un «marchódromo».

El secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Choferes Primero de Mayo de La Paz, Rubén Sánchez, informó que se tomó la determinación tras un ampliado del sector en el que también se solicitó a la Confederación de Choferes de Bolivia, la representación legal en el caso.

«Los diputados Wilson Santamaría y Rafael Quispe salen a los medios a distorsionar y decir que los choferes no podemos hacer ni paro ni huelga(…). Por lo tanto el ampliado ha terminado solicitando a la Confederación Nacional de Choferes de Bolivia la anulación (de la acción popular)», manifestó Sánchez a la red Unitel.

El secretario ejecutivo de la Central Única de Transporte Urbano de La Paz, Freddy Quispe, sostuvo que presentarán la anulación a la acción popular bajo el argumento de que la urbe paceña es un «marchódromo».

«La Paz es un ‘marchódromo’ (…). (Esta acción popular) nos está quitando el derecho que nosotros pedimos como transportistas (sic)», argumentó Quispe.

Entre tanto el alcalde de La Paz, Luis Revilla, consideró que «no hay manera de incumplir la ley» y que los choferes deben acatar la acción popular que dispuso la justicia días atrás.

«Ya hay una decisión, no hay manera de incumplir la ley; la ley se cumple o se cumple. Y por lo tanto los choferes tienen que cumplir lo que ha dispuesto a la justicia, que tiene que ver con acabar con la violencia, los chicotazos, los bloqueos y las acciones de fuerza a las que están acostumbrados los choferes», sentenció el burgomaestre.

El pasado lunes salió el fallo en el que se prohíbe a los choferes los bloqueos y las agresiones, y se exhortó a los trabajadores del transporte público a «cumplir el fallo» bajo la advertencia de procesos penales.

La Acción Popular fue interpuesta luego de los violentos ataques que protagonizaron los sindicatos de minibuseros el 25 de agosto, cuando armados de piedras y palos, agredieron a vecinos y rompieron vidrios de los buses de transporte municipal PumaKatari, que estrenaba ruta en la zona Achumani.

Pagina Siete

Publicidad