Choferes de La Paz determinan no permitir que operen los nuevos buses Pumakatari

La Federación Departamental de Choferes Primero de Mayo determinó el miércoles en un ampliado bloquear las nuevas rutas de los buses Pumakatari y Chikititi, tras que el alcalde de La Paz, Luis Revilla, no los convocara a un diálogo para consensuar dichos tramos.

«Él debería consensuar con nosotros y no lo ha hecho por lo que el ampliado ha decidido declararse en estado de emergencia y vamos a llamar a ampliados relámpagos para organizarnos y no permitir que circulen los Pumakatari ni los Chikititis», dijo a los periodistas el dirigente de esa organización, Mario Silva.

Los choferes de La Paz se declararon en estado de emergencia debido a que el ejecutivo municipal no reprograma el diálogo para consensuar las rutas de esos buses, las mismas que estarían siendo analizadas solo con los vecinos afines a la agrupación política de Revilla.

Silva reiteró que estaban dispuestos a reunirse con Revilla y que incluso le enviaron una nota expresándole su predisposición, la cual no fue respondida favorablemente.

En horas de la mañana Revilla aseguró que las nuevas rutas del PumaKatari y las del Chikititi, las tomarán las autoridades competentes de la Alcaldía y no otras organizaciones, y que no existe ninguna razón para que los choferes asuman alguna medida de presión.

«Nosotros peleándonos por entrar a una cuadra y los buses entran 20 cuadras, no es correcto, eso es una competencia desleal», acotó.

Asimismo, negó que esta medida sea política, y que por el contrario le exigen a Revilla explique a dónde van los recursos económicos recaudados por los impuestos que paga ese sector los que superan los 302 millones de bolivianos, además de todos los gastos que implica el servicio del Bus Pumakatari, además de la subvención.

La autoridad edil adelantó que son al menos cuatro nuevas rutas que se implementarán, mientras que para el caso de Achumani se puso a consideración de transportistas y vecinos.

xzs/maABI

Publicidad