Chiquitania: X marcha indígena raciona el agua y huye del sol

En su segundo día de caminata, la X marcha de las naciones indígenas recorrió 30 kilómetros. En su travesía los marchistas se vieron obligados a racionar el agua y soportar más de 40 grados. Comentan que se alimentan de una olla común que preparan los habitantes de las comunidades que están en su paso.

“No importa el hambre y el sol, marcho por defender a mi pueblo, sin importar la etiqueta que me pongan. No me arrodillaré ante ningún color político”, afirmó Beatriz Tapanache, gran cacique de la Chiquitania, quien lidera la caravana que exige al Gobierno abrogar la Ley 741 y el Decreto Supremo 3973 que autorizan los desmontes y quemas.

La X marcha indígena en defensa de la Chiquitania -devorada por los incendios- partió la tarde del lunes desde la plaza principal de San Ignacio de Velasco. Después de recorrer 30 kilómetros, los indígenas decidieron ayer tomar un descanso en la comunidad de San Pedro.

Hoy tienen previsto llegar a San Miguel de Velasco, para luego continuar con su caminata rumbo a la ciudad de Santa Cruz para exigir al Gobierno que declare “de una vez” desastre nacional. Ello para lograr una movilización urgente de recursos y ayuda internacional con el fin de sofocar los incendios forestales.

Los marchistas deben racionar la poca agua que tienen y para ello decidieron iniciar su caminata a las cuatro de la madrugada hasta las 13:00, y luego instalar campamentos transitorios para alimentarse y tomar un descanso a fin de recuperar energías.

La caravana retomó la caminata en la madrugada.

“Preferimos partir a las cuatro de la mañana, aprovechando que no hay sol. Pasado el mediodía el sol es intenso, nos agota. Además, debemos cuidar nuestra poca agua. En las comunidad no hay agua, los amigos nos trajeron agua, pero no alcanza”, expresó Tomás Candia, ejecutivo de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano (Cidob) orgánica.

Tapanache explicó que se alimentan gracias a las comunidades. “Ellos traen sus aportes: plátano, yuca, arroz y fideos. Toda va a una olla común, con eso estamos subsistiendo”, explicó la dirigente indígena, quien pidió a la población que le puedan donar víveres para que la columna, integrada por más de un centenar de indígenas, llegue hasta Santa Cruz.

Candia también pidió a la población donarles calzados deportivos, pues sus sandalias y chinelas -afirmó- se deterioran por el camino pedregoso que deben atravesar. “El camino es pura piedra. Con las chinelas no se puede andar tranquilo, se rompen a cada paso”, manifestó Candia, quien asegura que pese a las dificultades están firmes para continuar con la marcha.

En la caravana también participa Adolfo Chávez, miembro de la Coordinadora de Organizaciones Indígenas la Cuenca Amazónica (Coica), en el área de relaciones internacionales y cooperación. En 2011, Chávez lideró la VIII marcha en defensa del Tipnis.

Los marchistas deben racionar el agua.

Esta jornada se sumarán dirigentes de esa área protegida y de otros territorios indígenas, informó el dirigente Pedro Moye a Página Siete.

Un grupo de dirigentes indígenas, afines al Gobierno, rechazó la movilización en defensa de la Chiquitania. La presidenta de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB), Sonia Ave, afirmó que la marcha “es ilegal”, porque no fue aprobada en consenso ni de forma orgánica por las 13 regionales, reportó la ABI. “Son unas cuantas personas que son financiadas”, agregó.

Ante ello, Tapanache sostuvo: “No me arrodillaré ante ningún político y lucharé para quedar bien ante mi pueblo, no ante los políticos. Los pueblos indígenas vamos a seguir , los partidos desaparecen”, enfatizó.

Romero: Plan postincendio garantizará agua

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó ayer que el denominado “Plan de acción postincendio, aguas y bosques” tiene el objetivo de garantizar agua potable para todos los seres vivos de la Chiquitania, mediante diferentes sistemas y mecanismos hídricos.

Los marchistas comentan que ayer soportaron una temperatura de 40 grados.

La autoridad explicó que para ese objetivo se implementarán pastillas potabilizadoras, pozos, atajados y sistemas de traslación de agua, financiados -en su totalidad- por el Gobierno nacional, por instrucción del presidente Evo Morales.

“Se van a desplegar un conjunto de acciones para garantizar agua potable a la población de la Chiquitania y agua apta para consumo de los animales y ganado de la Chiquitania”, dijo la autoridad en un contacto con la Red Patria Nueva. (ABI)

Pagina Siete.

Publicidad