Chimoré: equipar el aeropuerto le costó al Estado Bs 11 millones

9

El Aeropuerto Internacional Soberanía, de Chimoré, gastó 11,2 millones de bolivianos en el equipamiento de su terminal, pese a haber recibido artefactos del aeródromo Juana Azurduy de Padilla, de Sucre, desmantelado en 2016.

De acuerdo con declaraciones de Tito Gandarillas, exdirector de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana), en el equipamiento de la terminal de Chimoré se invirtieron al menos 11,2 millones de bolivianos.

Además, Aasana llevó equipos de seguridad aeroportuaria y aeronáutica, escáneres, equipos de rayos X y arcos detectores de metales de la terminal aérea de Sucre al trópico de Cochabamba.

Estos hechos fueron denunciados por cívicos chuquisaqueños en ese entonces y confirmados por Aasana, lo que causó molestia debido a que se buscaba convertir el aeropuerto Azurduy en un campo aéreo alterno a la terminal aérea de Alcantarí.

El aeropuerto Soberanía, de Chimoré, fue inaugurado en octubre de 2015 en los predios de una antigua base aérea estadounidense operada por la Drug Enforcement Agency (DEA).

Para su construcción se invirtieron 34,5 millones de dólares. La infraestructura está emplazada sobre 240 hectáreas. Incluye un edificio terminal de pasajeros de 5.100 metros cuadrados, una torre de control, una calle de rodaje, una plataforma comercial, además de un edificio de carga, área de salvamento y estacionamiento entre otros ambientes.

A pesar de su moderna infraestructura, el aeropuerto nunca pudo operar al 100% y, para 2019, la mayor parte de sus áreas comunes se encontraban en mal estado, mientras que la zona de control de pasajeros no contaba con arcos detectores de metales ni escáneres, por lo que las revisiones de equipaje y pasajeros se hacían “a mano” por funcionarios del aeropuerto del trópico.

Sin vuelos comerciales

Desde finales del año pasado, ningún avión comercial vuela a Chimoré y el anterior Gobierno reportó que del aeropuerto sólo salían y llegaban un promedio de dos pasajeros al mes.

En 2016, Boliviana de Aviación (BOA) anunció el inicio de operaciones en Chimoré con cuatro frecuencias regulares y la promesa de incrementar los vuelos de acuerdo con la demanda.

Sin embargo, esta situación nunca se presentó, ya que en el tiempo en que la línea estatal operó en el destino, entre 2016 y julio de 2019, la ocupación de los aviones que partían desde y hacia Chimoré no pasaba del 40%.

El 29 de julio de 2019, BOA anunció el abandono de sus tres frecuencias semanales, con el argumento de que sus naves estaban en mantenimiento.

Para volar hacia Chimoré, BOA utilizaba sus aviones Bombardier CRJ-200, los cuales tienen una capacidad de 50 pasajeros.

En noviembre de 2019, el exministro de Obras Públicas Yerko Núñez indicó que las dos naves Bombarier de BOA se encontraban inutilizadas y una de ellas sufría de daños estructurales.

En agosto de ese año, la privada Amaszonas inició operaciones en Chimoré con dos frecuencias semanales; sin embargo, en la actualidad dejó de vender pasajes para ese destino.

Hace unos días, el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, anunció que la terminal aérea pasará a manos de los ministerios de Gobierno y Defensa, ante las evidencias de vuelos clandestinos que usaron esa pista.

Ministro Arias garantizó la seguridad del aeropuerto de Chimoré

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, aseguró ayer que sobre la base de un acuerdo con el Ministerio de Gobierno y las Fuerzas Armadas, se garantizó la seguridad del aeropuerto de Chimoré, en el trópico de Cochabamba.

Arias explicó que el acuerdo con las Fuerzas Armadas permitirá garantizar la seguridad del aeropuerto, porque la capacidad de protección que brindaba la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) era limitada.

“Aasana estaba a cargo, pero la capacidad de protección era limitada, y hemos firmado un acuerdo con el Ministerio de Gobierno, las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Obras Públicas para garantizar la seguridad de este aeropuerto”, aseguró la autoridad.

En ese sentido, sostuvo que en principio se recuperó la soberanía del aeropuerto respecto a los mantenimientos y en el ámbito jurisdiccional.

Arias denunció que el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) inauguró viajes “casi obligatorios” a Chimoré, en los que se trasladaba un reducido número de personas, cuyo costo operacional superaba por mucho a los viajeros.

Pagina Siete.

También podría gustarte
Abrir chat
Powered by