Casos de violencia que involucran a servidores preocupan a la ONU

La Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) expresó su “profunda preocupación” frente a denuncias recientes de violencia contra las mujeres que involucran a servidores públicos del Estado.

La organización internacional expresó su inquietud mediante un comunicado, en el que hace referencia a dos casos recientes: el proceso que se sigue en contra de Orlando Ceballos, magistrado del Tribunal Constitucional Plurinacional, por violencia intrafamiliar ; y el caso de violación de una mujer brasileña en la carceleta de Rurrenabaque.

“Preocupan al ACNUDH la violación sexual de una mujer brasileña privada de libertad en una carceleta de Rurrenabaque (Beni), presuntamente cometida por miembros de la Policía Boliviana, así como las agresiones que habría ejercido un magistrado del Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia contra su esposa”, se lee en el comunicado.

En el pronunciamiento, la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos saludó las medidas anunciadas por el Estado para investigar estas denuncias, en especial cuando involucran a servidores públicos responsables por hacer cumplir las leyes, dado que son ellos “quienes deben mantener un actuar intachable no solo en el ejercicio de sus funciones públicas, sino también en el ámbito privado”.

En cumplimiento del marco normativo nacional, esa oficina regional indicó que “alentó al Estado a continuar con las investigaciones de oficio sobre estas denuncias y a velar para que todos los casos de violencia contra las mujeres sean investigados y sancionados oportunamente”.

El 8 de marzo, el senador Yerko Núñez reveló que una mujer brasileña fue víctima de violación por policías que resguardaban la carceleta de Rurrenabaque. Días después la justicia determinó detención preventiva para ocho policías.

El 10 de marzo, el magistrado Ceballos fue denunciado por su esposa, ante la Fiscalía de Sucre, por violencia intrafamiliar. No obstante, luego, la mujer desistió del proceso y sostuvo que se trató “sólo de una discusión”. La Fiscalía continúa las indagaciones de oficio.

Pagina Siete.