Caso taladros: Fiscalía acusa a Guillermo Achá y a otras 20 personas

La Fiscalía Departamental de La Paz presentó la acusación formal contra 21 personas implicadas en el proceso irregular de adjudicación de tres taladros a la empresa italiana Drillmec por 148,8 millones de dólares.

El caso se inició el 20 de abril de 2017, al encontrarse irregularidades en el proceso de contratación de Drillmec por parte de funcionarios de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), a través de distintos actos administrativos, acciones y omisiones que dieron lugar a la vulneración de la normativa.

El fiscal Anticorrupción a cargo de la causa, Germán Rea Salinas, explicó que la acusación formal que se envió al juzgado es contra el expresidente de la firma estatal Guillermo Achá Morales y los exfuncionarios David P.A., Bismark S.P., Gizel S.R., Félix M.B.M., Julio J.N., Cinthia M.N.S., Carmen L.T.G., Paola A.O.R., Maira G.V.O., María E.A.C., Roxana L.N.U., Mario A.D.V., Miguel A.B.S., Martín E. P.P., José M.R.G., Fabián R.A.T., David F.V.R., José P.S.S., Diego B. y Pedro P.H.F.

Los delitos que se les atribuyen son incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado, entre otros hechos ilícitos.

De acuerdo con el fiscal, durante la investigación se pudieron evidenciar varios actos irregulares en la contratación de dicha empresa para adquirir tres taladros de perforación, entre los que nombró la aceptación irregular de un poder sin valor jurídico, sin un documento de constitución de la empresa y la ilegal aceptación de un registro tributario que estaba observado.

En diciembre de 2017, la Contraloría encontró responsabilidad penal en contra del expresidente de YPFB, otros 18 funcionarios públicos y un ejecutivo de la empresa italiana Drillmec.

“Está involucrado (Achá), habría alguna resolución (que lo inculpa). Eso lo tiene que evaluar el fiscal, tiene que ver con algún tema de desconocimiento a la normativa interna propia, pues él habría autorizado un incremento en lo que viene a ser el precio referencial (de los taladros), cuando esa competencia era del directorio de YPFB”, indicó el entonces contralor Henry Ara.

Para hacer la imputación, hace dos años, la Fiscalía observó que la exautoridad cumplió funciones como titular de YPFB desde el inicio del proceso de contratación hasta su resolución.

“(…) tuvo participación activa de manera directa a través de su personal de confianza, para que la empresa Drillmec SPA pueda verse beneficiada y como consecuencia se adjudique al proceso de contratación de los tres equipos de perforación”, se lee en el documento de imputación.

El expresidente de YPFB cumple una detención domiciliaria; la Fiscalía solicitó su detención preventiva en San Pedro, pero el juez Hugo Huacani, del Juzgado de Instrucción en lo Penal, determinó medidas sustitutivas.

Pagina Siete.