Carencia de material causó críticas al Segip

Tres oficinas del Servicio General de Identificación Personal (Segip) en la urbe alteña atienden solamente a 150 personas, como consecuencia de la falta de material plástico; esta carencia causa perjuicios entre la población que demanda su cédula de identidad.

“No hay papeleta valorada, no hay sistema y no hay plásticos”, eso es lo que nos han dicho en el Segip y es un total abuso que la gente la tengan esperando más de cinco horas haciendo fila desde muy temprano y que recién a las 11:30 uno de los funcionarios salga y nos diga de que solo nos atenderán a 150 personas, cuando como usted puede apreciar somos más de 300 personas que desde muy temprano hemos madrugado para poder acceder al derecho de nuestra cédula de identidad que nos piden para todo”, explicó Francisco Mamani uno de los vecinos que realizaba fila en las oficinas del Segip ubicada en el teleférico rojo.

La mayoría de las personas que ayer realizaban filas dieron a conocer que requieren su cédula de identidad para los trámites de saneamiento básico, derechos reales y tramites personales. Mientras que las madres de familia quienes estaban acompañadas de sus hijos menores de edad explicaban que la cédula de identidad de los niños requieren para cuando ellos salgan de vacaciones y deban viajar con uno o ambos progenitores, así como para las vacunas o trámites de los próximos bonos.

“Lastimosamente debemos decir que es una pena de Segip no tome las previsiones correspondientes sabiendo que la cantidad de gente que suele recurrir de estas oficinas llegan diariamente de 300 a 500 personas, porque no solo es el documento que más se requiere, sino también el que más se extravía por el aumento de robos y ahora en todos los puntos donde esta Segip nos atienden mal, los funcionarios son unos prepotentes, descortés y no nos quieren atender así estemos con nuestros hijos”, explicó María Segarrundo vecina de Ciudad Satélite.

Pese a que los trámites podía realizarse en las oficinas de los teleféricos o en dos zonas, la gente como en el caso de Paola Cueto, buscaba realizar su trámite de oficina en oficina, “desde hace dos semanas estoy intentando sacar mi carnet de identidad, pero nada, nos dicen que hay pocas atenciones, ayer que no había sistema, hoy que no hay material, todo nos dicen y no hay cuando nos atiendan, es el colmo y a ellos seguro que les pagarán sus sueldos pese a que no están trabajando”, criticó una de las vecinas.

En tanto, los funcionarios del Segip desde la pasada semana a las personas que se aproximaban a esta instancia, solicitaban a que primero deban hacer el depósito del trámite de Bs 17 al Banco Unión antes de hacer la fila, pero resulta que muchos de los vecinos perjudicados pese a haber cancelado el trámite desde el pasado 13 de junio a la fecha no reciben la atención correspondiente en el Segip y no pueden actualizar su cédula de identidad.

“Para el SUS necesitamos la cédula de identidad, estamos llegando desde Patacamaya, desde la madrugada y no nos quieren recibir, lo mismo ocurre en las otras provincias no nos quieren inscribir en el SUS si no tenemos este documento que desde hace tres semanas el Segip no logra responder a la mayor demanda de la población”, expresó Juan Ponce vecino de El Alto.

En la jornada de ayer las extensas filas en las puertas de las oficinas del Segip no solo en el teleférico rojo, Mercado Campesino Santa Rosa y la zona Caluyo del D-3, fueron los sectores donde una de las principales características que generó malestar en la ciudadanía, fue el perjuicio generado por el Segip, como resultado de la carencia de material, supuesta caída del sistema y la reducción de la cantidad de personas que lograron ser atendidas, “maltrato” que fue criticado por quienes se vieron perjudicados desde las 06:30 de la mañana y recién a las 11:30 recibieron la información de un funcionarios del Segip quien dio a conocer que solo atenderán desde 70 a 150 personas, aspecto que causó la crítica de la ciudadanía. En tanto los funcionarios del Segip determinaron no atender a la prensa y solo salir una sola vez para indicar a los ciudadanos que no serán atendidos.

El Diario.

Publicidad
Abrir chat