Captaban a víctimas en colegios

Daniela T. N., la adolescente de 17 años, aprehendida el viernes por liderar una banda de proxenetismo, se inscribía a varias unidades educativas para captar a sus pares de 13 y 15 años y convencerlas de que tengan relaciones sexuales a cambio de dinero.

Así lo revelan primeras investigaciones policiales.

Las víctimas eran ofrecidas por las redes sociales a clientes que pagaban entre 1.400 y 3.500 bolivianos.

Según el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crímen (FELCC) La Paz, Sergio Bustillos, las adolescentes recibían entre 500 y 1.000 bolivianos por los servicios sexuales en los moteles de la zona Sur y de Sopocachi, en tanto que el monto subía a 3.500 y 7.000 bolivianos si eran vírgenes.

El viernes la Policía desbarató a la red de proxenetas en La Paz, la cual estaba compuesta por Daniela, principal cabecilla, Veimar Rogelio G. J., Víctor Abel R. T. Gabriela M. V. y Patricia Lía N, quienes captaban a las víctimas.

Entre los aprehendidos también está un cliente que pagó 1.300 bolivianos a dos hombres que le llevaron una adolescente.

De acuerdo con Bustillos, el grupo DACI investigaba hace varios meses la oferta de trabajo en redes sociales.

Sin embargo, una madre que denunció que su hija mantenía conversaciones vía WhatsApp para establecer contactos con clientes, permitió contar con mayores pistas y dar con la banda dedicada a esta actividad.

Esta es la segunda red de proxenetas que cae este año y que tenía como líder a una adolescente. La primera fue descubierta en El Alto y tenía como cabecilla a una adolescente de 16 años.

La joven se apersonaba a colegios y convencía a estudiantes que salían de sus clases a ir a los alojamientos de esa ciudad acompañadas con hombres.

Pagina Siete.

Publicidad