Cangrejos y paiche, nuevos sabores para Semana Santa

Cangrejos y paiche son algunos de los nuevos sabores que proponen las comerciantes del mercado Rodríguez de La Paz para Semana Santa. Según las vendedoras, los productos más demandados en estos días son los pulpos, los camarones y los langostinos.

El paiche viene desde los ríos de Beni, al igual que el pacú y el surubí. La gran diferencia es el descomunal tamaño del paiche que puede medir hasta dos metros. Según las comerciantes, sólo llegan a La Paz los filetes sin espinas y listos para cocinar. Reyna, una de las vendedoras del mercado Rodríguez, dijo que un kilo cuesta 50 bolivianos. En el caso del surubí, el precio es de 45 y del pacú, 40.
Foto:Duglas Ormachea / Página Siete

Su compañera, Ana Pozo Chaco, quien se encuentra en la puerta ocho de este centro de abasto, dijo que ofrecen filetes de paiche y destacó que “son pura carne”. “Tenemos además camarones pequeños y grandes, surtido de mariscos, pulpo, calamares, langostinos pelados, almejas y cangrejos”, afirmó.

Los langostinos valen entre 80 a 130 bolivianos, dependiendo del tamaño. “Los más grandes son los jumbos porque tienen mucha pulpa. Los camarones con patitas están entre 70 y 90 bolivianos la libra y también dependen del tamaño”, dijo.

La comerciante contó que recibe pedidos para traer piraña, dorado, perico, merluza, diamantes y corvina. “Los hacemos traer para nuestros clientes”.

Según la vendedora, el kilo de pulpo está a 35 bolivianos. Es adquirido para preparar ensalada de arroz o pulpo asado con cerveza. “Hay muchas formas de preparar al pulpo. Su cocción es menor a la carne de res e incluso a la de gallina. Tiene un buen sabor”, dijo.
Foto:Duglas Ormachea / Página Siete

La vendedora Cristina Alanes ofrece cangrejos frescos a 10 bolivianos cada uno. “Se los debe lavar muy bien. Pueden agregarlos a una sopa. Dejan un buen sabor. Su carne es suave”, contó.

Alanes comercializa la libra de camarones secos a 100 bolivianos y los grandes a 120 bolivianos. Comentó que vende camarones chinos sin sal y se caracterizan por ser más pequeños, amarillos y su cocción es rápida. Para los gustos exquisitos oferta bacalao a 40 bolivianos la libra.

Lo que más llevan los comensales es el surtido de mariscos, que se vende a 50 bolivianos el kilo. Este combo tiene pulpo, calamar, barquillo y “langostinitos”.

Gabriela, otra vendedora del lugar, dijo que los productos más demandados son “las colitas de langostinos para hacer chicharrón, arroz a la valenciana, ají y tallarín. Todo llega de Perú”. “Para estos días, hay muchos productos y por eso hay precios rebajados”, añadió.

Entre las calles Max Paredes y Rodríguez, Lidia vende pescados como trucha, pejerrey e ispi. El precio de la libra de trucha se mantiene a 15 bolivianos. (Medianos a 12 bolivianos y personales a 7,5 bolivianos, dependiendo del tamaño). En cambio el pejerrey llega a costar casi el doble, la libra está entre 25 y 30 bolivianos.

“En estos días, el precio del pejerrey tiende a subir más porque es un pez criollo y no se puede criar en cautiverio. Se trae además del lado peruano del lago Titicaca porque en la parte de Bolivia ya no hay muchos”, declaró.

La libra del ispi se vende a 10 bolivianos. Según las comerciantes, los ispis tienen un precio más caro porque “están limpios”. Es decir, que les quitan las tripas. “Ese trabajo no lo hacemos, hay unas ‘limpiadoras’ que quitan sus tripitas porque si se los prepara con eso llegan a tener un sabor agrio o amargo”, dijo.

El Ministerio de Desarrollo Rural organiza la VI Feria del Pescado en la plaza Alonso de Mendoza, que arrancó ayer y concluirá hoy. Para este encuentro, los participantes trasladaron 20 toneladas de pescados de la Amazonia y el lago Titicaca. Los precios van desde 30 bolivianos, como el tambaqui o el pacú.

Pagina Siete.