Cancillería entregó al Ministerio de Culturas bienes culturales recuperados en EEUU, Chile y Argentina

El canciller Diego Pary entregó el lunes a la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca, piezas y bienes culturales recuperados en Estados Unidos, Chile y Argentina.

«Hoy (lunes) queremos hacer la entrega de tres grupos de bienes culturales recuperados», explicó Pary en un acto que se realizó en instalaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Pary dijo que la recuperación de esos bienes culturales fue posible por el trabajo conjunto entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Culturas.

Los bienes son parte de la construcción del Estado, de la constitución de los pueblos indígena originarios campesinos, de la vida y la historia de muchos de los pueblos que habitaron esa región, explicó.

Precisó que el primer lote se refiere a la repatriación de 42 piezas paleontológicas de Chile.

«El 5 de julio de 2016 en el paso Los Libertadores, la Aduana Los Andes de Chile procedió a la incautación de piezas paleontológicas sobre las que el experto, Rubén Andrade, del Museo Nacional de Arte, confirmó que el origen de estas valiosas piezas corresponde a nuestro país», complementó.

Dijo que esos fósiles desenterrados en suelo boliviano fueron incautados en Chile hace tres años, cuando un ciudadano de malasia intentaba ingresarlos clandestinamente a ese país.

Luego de diversas gestiones ante las autoridades y con la colaboración del Gobierno de Chile, el Consulado boliviano recibió la devolución de esos bienes.

En el segundo caso, dijo que se trata de la repatriación de una cerámica arqueológica denominada «Keru», perteneciente a la cultura Mollo, pieza popular de las provincias de Larecaja, Muñecas, Bautista Saavedra y Camacho del departamento de La Paz, que correspondería en su cronología post Tiahuanaco localizado entre los años 1150 y 1450, después de cristo.

«La repatriación de esta pieza fue gestionada desde 2016 a través de nuestra embajada en la República Argentina y fue concretada a finales de 2018 con el apoyo del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano de Argentina», detalló.

El jefe de la diplomacia boliviana dijo que el caso más emblemático, es la recuperación de una momia, de Estados Unidos, denominado la «Ñusta», una niña prehispánica de 8 años de edad, proveniente del sur de La Paz, que fue extraída junto a su ajuar funerario compuesto por pequeñas piedras, bolsas con coca, productos agrícolas, y otros elementos.

«En julio pasado gracias a la cooperación del Museo de la Universidad de Michigan de Estados Unidos y nuestra Embajada de Bolivia en ese país, se logró la recuperación de este importante patrimonio boliviano que ahora retorna a su país de origen luego de 129 años», destacó Pary.

Por su parte, la ministra de Culturas dijo que Bolivia ha retomado su decisión de proteger y salvaguardar su patrimonio cultural.

«Esta repatriación es histórica porque no solo repatriamos una pieza cultural, sino se está repatriando un cuerpo ancestral y como bien se decía que es de una niña de 8 años, esto nos abre otro espacio para seguir investigando», remarcó.

Informó que una vez recuperadas las piezas se entregarán al Museo Nacional de Arqueología.

cta/rsl ABI

Publicidad
Abrir chat