Cadinpaz sugiere incentivos fiscales y política industrial

La Cámara Departamental de Industrias de La Paz (Cadinpaz) considera que la situación por la que atraviesa PIL Andina constituye un llamado de atención para que el Estado considere la necesidad de aplicar incentivos fiscales y una política industrial de promoción y apoyo al desarrollo industrial manufacturero para frenar el incremento de las importaciones y el masivo contrabando, así como generar una política laboral y salarial flexibles para favorecer a la producción con sello “Hecho en Bolivia”.

Asimismo, lLa Cámara Nacional de Industrias (CNI) expresó su completo apoyo a la empresa PIL Andina, en circunstancias en las que ésta lleva adelante desde hace tres años un plan de reestructuración interna, como única forma de mantener su viabilidad en un contexto económico que le es adverso, por lo que ha decidido aplicar un programa denominado «Oportunidad de Retiro Voluntario» entre sus trabajadores, sin que ello signifique, sin embargo, entrar en un proceso de retiros forzosos.

La CNI manifiesta, asimismo, su preocupación por que una medida de reordenamiento administrativo interno que es absolutamente habitual en la vida de cualquier empresa, sea erróneamente interpretada intentándose hacer ver que PIL Andina está transitando un proceso de quiebra, hecho que genera una alarma absolutamente infundada.

A pesar del complejo contexto económico que viene enfrentando desde el año 2015, PIL Andina continúa realizando operaciones normalmente y este proceso de restructuración interna no afecta el normal desarrollo de sus actividades ya que lo que busca, más bien, es garantizar la continuidad de la compra de leche cruda a proveedores, la venta de productos en el mercado nacional sin afectación a precios y la sostenibilidad de los empleos que genera.

Por ello, la CNI añadió que es fundamental que el Estado actúe apoyando a la industria nacional proveyéndole de un entorno más propicio para sus actividades, lo cual implica desarrollar acciones que corrijan distorsiones tan importantes como las que crea el contrabando, los subsidios cruzados, una política laboral y salarial inflexible o controles de precios. La protección y el impulso a la industria nacional es la única vía que puede hacer posible mantener empleos dignos y generar desarrollo económico sostenible.

Cadinpaz también manifestó su pleno apoyo a PIL Andina que decidió aplicar su programa «Oportunidad de Retiro Voluntario» en un contexto de crisis internacional de la Leche y un contexto nacional adverso en materia laboral, salarial, de contrabando y de regulación del mercado lácteo.

La entidad industrial de La Paz expresó que, a consecuencia de la crisis internacional de la leche -marcada por la importante caída del precio internacional de la leche en polvo-, la importación de productos similares a Bolivia a menores precios que los de la producción local, un marco regulatorio del mercado lácteo en el país desde 2011 que establece uno de los precios más altos de la materia prima en el continente y los continuos incrementos salariales impuestos desde el año 2006, se ha generado «una situación crítica para PIL Andina», como señala la misma empresa en un comunicado hecho público recientemente.

Los industriales advirtieron que medidas como la que PIL Andina ha decidido implementar constituyen, en contextos tan críticos como el descrito, la única forma de mantener la viabilidad y permanencia de la empresa en el mercado, apelando a la búsqueda de mayor eficiencia a través de procesos de reestructuración interna que, sin embargo, no suponen de ninguna forma retiros forzosos de personal ni afectan el normal desarrollo de sus actividades, con lo cual la continuidad de la compra de leche cruda a los sus proveedores y la venta de productos en el mercado nacional sin afectación a precios está garantizada.

IMPUESTOS

Como se recordará el ex concejal del municipio de Santa Cruz, Otto Ritter, en Santa Cruz Económico, dijo que el sistema impositivo boliviano está matando la libre empresa, y como ejemplo dijo que su socio absorbe casi el 50 por ciento de los ingresos sin invertir, refiriéndose al Servicio de Impuestos Nacionales.

También en declaraciones a la prensa, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, cuando estaba en análisis el aumento salarial, sugirió que se debería flexibilizar algunos tributos.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, sugirió eliminar el Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), al indicar que ésta norma hace que mucha gente mantenga su dinero en su casa, fuera del sistema económico, y ojalá el Gobierno analice la propuesta empresarial.

«Gobierno puede controlar a través de la banca todos los flujos de dinero que sale del circuito económico, y mientras más se bancarice más control tiene», opinó.

El Diario

Publicidad