Branko Marinkovic es arropado por candidatos al llegar a Bolivia

12

Luego de permanecer más de una década como refugiado en Brasil, el expresidente del Comité Pro Santa Cruz Branko Marinkovic volvió a pisar suelo boliviano, ayer, a eso de las 10:00. Fue recibido en el puesto fronterizo de Arroyo Concepción por los líderes políticos Samuel Doria Medina, Germán Antelo, Luis Fernando Camacho y Jorge Tuto Quiroga, los dos últimos candidatos presidenciales.

Una multitud se dio cita en la frontera entre Bolivia y Brasil con banderas bolivianas para dar una calurosa bienvenida a Marinkovic y lo acompañó en una caravana hasta el aeropuerto de Puerto Suárez, donde abordó una avioneta rumbo a la capital cruceña.

“Se vienen buenas épocas para Bolivia. Hay que reconducir la economía del país, vamos a impulsar mejores oportunidades para los bolivianos”, dijo en una de sus primeras declaraciones.

Marinkovic salió del país en 2009 denunciando persecución política. Fue involucrado en el caso Terrorismo y acusado de ser parte de un grupo separatista. La causa no pudo ser probada y se activó un proceso contra el expresidente Evo Morales y otras exautoridades por supuesta suplantación de pruebas.

El excívico arribó al aeropuerto de El Trompillo, de la capital cruceña, después del mediodía. Centenares de personas se concentraron en el lugar para recibirlo con música, banderas tricolor, enseñas cruceñas y “pititas”.

Se armó un escenario sobre un camión en inmediaciones del aeropuerto. Marinkovic comenzó su discursó elogiando el movimiento de los “pititas”. “Es una gran satisfacción volver a mi tierra, volver a verlos a todos, verlos libres gracias al trabajo que hicieron. Hoy me regalaron esta pitita, el símbolo de la libertad”, manifestó.

Luego de agradecer al movimiento que consiguió la dimisión de Evo Morales, dijo que los “pititas” también permitieron liberar a los que estuvieron presos injustamente en las cárceles y permite el retorno de los exiliados a la patria.

Agradeció principalmente a los jóvenes que lideraron los 21 días de paro e indicó que el trabajo que tiene ahora es articular la unidad.

“El trabajo mío será la unidad de todos nosotros, para que aseguremos la victoria en las próximas elecciones. Esa unidad es necesaria para todos, para que vayamos adelante, para que tengamos una democracia plena y para que nunca más suframos el abuso de un tirano”, enfatizó.

El excívico estuvo en el escenario acompañado de Camacho, Quiroga, Doria Medina, Antelo y otros que se sumaron al recibimiento, como Zvonko Matkovic, otro de los procesados en el caso Terrorismo.

Varios de los líderes políticos que lo acompañaron destacaron el retorno de Marinkovic y su mensaje de unidad. “Santa Cruz unida por una Bolivia democrática”, señaló Germán Antelo. “Branko pisó tierra cruceña y trajo un mensaje de unidad para toda Bolivia”, expresó Doria Medina. “Lo visitamos muchas veces en el exilio, pero es bueno verlo respirando libertad en tierra boliviana”, manifestó también Quiroga.

Por el contrario, en el MAS ven que la llegada del excívico puede “complicar” al bloque que es contrario al partido de Morales. “No representa un problema para nosotros, es un problema para la oposición, habrá muchos más candidatos peleando la silla del municipio y la Gobernación de Santa Cruz”, señaló el diputado Henry Cabrera.

Pagina Siete.

También podría gustarte