Bolivia protegerá al jaguar con leyes y programas educativos

“Su pelaje y su nombre serán señal de grandeza / mitológicos eventos inspiraron el jaguar”, reza un fragmento de una canción de K’ala Marka. Este tema fue lanzado en 2007 y es la forma más clara de describir a este animal.

Hoy, el reino del jaguar está en riesgo por culpa de la caza indiscriminada. Ante esa situación, Bolivia decidió defender y cuidar a este animal con urgentes medidas gubernamentales: leyes y programas educativos.

El viernes 11 de noviembre del año pasado, después de 13 audiencias suspendidas, un juzgado en Santa Cruz condenó a Li Ming y Yin Lan a cuatro y tres años de prisión. Ambas personas fueron encontradas con 185 colmillos de jaguar. La sentencia representó un triunfo para la defensa de la vida silvestre. Este suceso dio pie para declarar a 2019 como el año del jaguar.

La jefa de la Dirección General de Biodiversidad y Áreas Protegidas (DGBAP), Teresa Pérez, explicó a Página Siete que el lanzamiento oficial de esta declaratoria se realizará el 24 de julio. Uno de los tres ejes de este plan será trabajar programas para sensibilizar a los estudiantes.

“Vemos un área importante que es la educación. Queremos socializar y concientizar a tres millones de estudiantes. Una sociedad educada nos fortalecerá mucho”, dijo. Explicó que se tiene previsto llegar en cinco años a seis millones de estudiantes en diferentes niveles; además, en los libros de ciencias naturales se buscará promover el cuidado del jaguar. “Será dentro de los convenios con el Ministerio de Educación”, añadió.

Este plan además buscará difundir cuáles son los riesgos en la cadena del tráfico de vida silvestre (como corrupción en extrancas y aduanas). También se fortalecerán la educación y la participación de la sociedad civil.

“Ya preparamos y tomamos acciones (para poner en marcha este proyecto), como capacitaciones. Tenemos tres ejes temáticos. Fortaleceremos (este plan) con el apoyo de la UNODC (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito), que nos ayuda con herramientas que ya trabajamos desde el año pasado”, adelantó.

Pérez destacó que se trabajará también en el área legal. “Tenemos que ver el tema de la normativa. Trabajamos en fortalecer un nuevo análisis y acápites de lo que es el Código Penal. Queremos fortalecer (las sanciones) del tráfico de vida silvestre. Veremos resoluciones administrativas y decretos supremos”, detalló.

Según Pérez, estas tareas y los trabajos para re-plantear nuevas estrategias ayudarán a fortalecer la fauna silvestre a futuro. También se buscará identificar si estos animales están en riesgo o en peligro por el tráfico de colmillos. “Queremos proteger a las otras especies. Estamos viendo todo ello”, destacó.

Las normativas y los cambios que se desarrollen como parte del programa del Año del Jaguar se realizarán en el marco del respeto a la cultura de los pueblos indígenas. “Respetamos los ritos y tradiciones de pueblos indígenas. Decimos que en los pueblos indígenas se permite la caza para la subsistencia, pero no así para comercialización. Ellos se caracterizan por mantener su ecosistema”, finalizó.

Inician un estudio nacional sobre los riesgos y la situación de la vida silvestre

¿Cómo funcionan las redes de tráfico de vida silvestre? es una de las preguntas que la oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos Contra la Vida Silvestre y los Bosques (ICCWC) y Ministerio de Medio Ambiente y Agua buscan responder.

En los próximos tres meses se realizará un diagnóstico para dar una serie de recomendaciones al país para fortalecer las políticas nacionales.

La viceministra de Medio Ambiente, Cinthya Silva, dijo que los delitos de tráfico más frecuentes tienen relación con drogas y vida silvestre.

Pagina Siete.

Publicidad
FmBolivia
Abrir chat