Bolivia aún no mejora velocidad en internet

Bolivia avanzó en conexiones a internet en los últimos años, según el sitio web de la Autoridad Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transporte (ATT); sin embargo, en materia de velocidad todavía no supera los 5 Mbps, además, tiene una deuda con el área rural en cobertura, y el costo todavía es alto, según el informe del estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

De acuerdo a ATT, el número de conexiones a diciembre de 2018 alcanzó a 9.907.144, superior a lo registrado en 2017, que llegó a 8.817.749, y la tendencia apunta a continuar con el crecimiento.

Asimismo, el departamento con mayor conexión es Santa Cruz con el 29,04 por ciento, mientras que La Paz ocupa el segundo lugar con 28,18 por ciento y Cochabamba en tercer lugar con 17,67 por ciento.

URBANA Y RURAL

Mientras tanto, el informe de la Cepal señala que en los países se aprecia importantes diferencias entre los medios urbano y rural. En promedio, la brecha entre ambos es de alrededor de 27 p.p. 1 Todos los países presentan datos a 2015 excepto el Estado Plurinacional de Bolivia, cuyos datos son para 2014.

Asimismo, en 2010, la penetración de la Banda Ancha Fija (BAF) y la Banda Ancha Móvil (BAM) era prácticamente la misma (cerca al 6.5 %). Desde entonces, el despliegue de la BAM sobrepasó ampliamente al de la BAF. En 2016, la BAM llegó al 64 % y la BAF al 11 %. La brecha entre los países de la región con los países de la OCDE fue de 21 p.p. en BAF y 35,5 p.p. en BAM para ese año.

Los países con las mayores diferencias son Brasil, México y Colombia, todos por encima de los 35 p.p. Por otro lado, los países con menores diferencias entre ambos son Uruguay, Costa Rica y el Estado Plurinacional de Bolivia con menos de 20 p.p.

Un elemento complementario a considerar al observar el crecimiento en la BAM es el crecimiento del tráfico de datos móviles en la región y en el mundo. Mientras el número de suscripciones a banda ancha móvil creció en un 917 % entre 2010 a 2016, el tráfico de datos móviles aumentó en 3.750 % en el mismo período. Es decir que el tráfico de datos creció 4 veces más que el número de suscriptores (véase gráficos 7 y 8).

Sin embargo, a pesar de ese importante crecimiento de tráfico, América

Latina y el Caribe sigue siendo la región con menor tráfico de datos móviles del mundo con un promedio de 449 terabytes por mes, lo que es siete veces menor que el tráfico de Asia Pacífico, señala el informe.

COSTO

Por otra parte, Bolivia todavía se encuentra entre los países con tarifas debanda ancha fija como porcentaje del PIB per cápita mayor a países de la región, junto a Honduras y Nicaragua.

AVANCE EN COBERTURA

El avance de internet continúa en América Latina y el Caribe: 56 % de sus habitantes usaron la red en 2016, esto representa un aumento de 36 puntos porcentuales en una década. En términos de asequibilidad, en el 2010 se requería destinar cerca de 18 % de los ingresos promedio mensuales para contratar un servicio de banda ancha fija de 1Mbps, mientras que a noviembre de 2017 esa cifra era de solo 1,2 %, estando todos los países por debajo del umbral del 5 % establecido como referencia de asequibilidad por la Comisión de Banda Ancha de las Naciones Unidas.

Sin embargo y pese a estos avances, quedan pendientes problemas relacionados con la calidad y equidad en el acceso a internet. En términos de calidad del servicio, los 2 países mejor ubicados de nuestra región solo tienen un 15 % de sus conexiones con velocidades superiores a 15 Mbps y los peor ubicados 0,2 %. Como referencia, a nivel mundial, los 10 países más avanzados en esta materia superan el 50 % de sus conexiones por encima de 15Mbps.

Asimismo, persisten las diferencias en el acceso entre las zonas rurales y urbanas, y entre quintiles de la distribución del ingreso. En el país con mayor brecha entre las áreas urbanas y las rurales, la diferencia en la penetración es de 40 puntos porcentuales y el promedio en la región es de 27 p.p. En términos de ingresos, las brechas entre los hogares del quintil más rico en relación con el quintil más pobre llegan hasta 20 p.p. en algunos países de la región.

El Diario.