Billetera Móvil: el servicio de teléfono y redes, una tortura

A siete meses de la puesta en marcha de la Billetera Móvil, los usuarios de la aplicación Doble Aguinaldo reclaman porque la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic) no soluciona las fallas en la app y porque son sometidos a un círculo vicioso de quejas sin respuesta en la línea telefónica, la página de Facebook y el portal web de la agencia.

“Muy molesta con la aplicación del Doble Aguinaldo, que me bloquearon. Llamo constantemente a los números que tengo para reclamar a Agetic y todo el tiempo están ocupados y no solucionan este problema”.

“Como toda agencia pública, se enfocan en propaganda y no en sus aplicaciones. Pésima app del Doble Aguinaldo, no hay versión para iOS y no dan la cara a la población en respuesta de su negligencia y demora”.

“El número de teléfono fijo siempre está ocupado y me he gastado más de 20 bolivianos en tarjetas, sin respuestas. Una barbaridad”, son algunos de los mensajes de reclamo que los usuarios escriben en la página de Facebook y el canal de YouTube de la Agetic, que no respondió al cuestionario que este medio presentó para tener su versión.

El 12 de diciembre de 2018, el Gobierno aprobó el Decreto Supremo 3747, que establece los criterios complementarios para el pago del segundo aguinaldo.

La norma dispone que el 15% del segundo aguinaldo, tanto en el sector público como privado, sea cancelado en especie mediante la compra de productos nacionales, como alimentos, ropa, joyas, zapatos y otros, para lo que, por medio de una cuenta creada por la Agetic, se inscribió a varias empresas nacionales dispuestas a dar el servicio.

Con la aprobación de la medida, la Agetic habilitó un sitio web, cuentas en Facebook y Twitter, además de una línea telefónica con costo por minuto si se llama desde el celular, destinadas a responder las preguntas sobre el uso de la Billetera Móvil, pero en ninguno de estos canales se da curso a los reclamos.

La mayor parte de las quejas están relacionadas a la falta de activación de una cuenta cuando un usuario cambia de celular u olvida la contraseña con la que se dio de alta la aplicación.

“Pésimo, muy mal. No hay personal calificado que atienda una llamada…”. “Una estafa, y lo peor es que su atención al cliente te consume todo el crédito”, son las quejas que escribieron dos beneficiarios de la aplicación sobre este problema con la app.

El círculo de la Agetic

Cuando un usuario busca presentar un reclamo, lo más común es que busque información en la web de la Agetic, que ofrece la línea 2-184026. Cada minuto de llamada a esa central tiene un costo de 70 centavos si la llamada es realizada desde un celular.

“Para qué ponen este número si nadie contesta (…), esta app no sirve”, reclamó un usuario en el canal de YouTube. La respuesta de la Agetic fue: “Porque contestamos diariamente más de cien llamadas, siempre estamos atendiendo los números”.

Luego de llamar y no tener éxito en la línea, los usuarios se dirigen a la página de Facebook, donde tampoco se suele dar solución a las fallas en el aplicativo, por lo que se dirige al visitante al portal web, desde donde se vuelve a derivar al beneficiario a la línea telefónica, que casi nunca tiene operadores disponibles.

Pagina siete.

Publicidad