Bebidas decomisadas fueron desechadas

La Alcaldía de El Alto, a través de la Secretaría Municipal de Seguridad Ciudadana (SMSC), procedió a la destrucción de 5.000 unidades, entre bebidas alcohólicas y gaseosas, que fueron decomisadas en actividades ilegales y espacios públicos de la urbe alteña.

Al respecto, el secretario Municipal de Seguridad Ciudadana, Dorian Ulloa, informó que la destrucción de las bebidas alcohólicas corresponde al decimotercer proceso. Agregó que la mayoría de las bebidas alcohólicas decomisadas como ron, singani, wisky y otros, no tienen registro sanitario y son adulteradas, en algunos casos, cuentan con los precintos de importación y fabricación, pero, han sido comercializadas en horario y día prohibido.

Los decomisos fueron realizados durante operativos por la Intendencia Municipal, las 5.000 unidades ascienden a un valor económico de 37.892,40 bolivianos.

“El Alto es un municipio ejemplo de lucha contra la venta ilegal de bebidas alcohólicas, hemos dado muy buenos resultados durante todos estos años y esta destrucción refleja las tareas ejecutadas. Vamos a proceder a la destrucción de más de 5.000 bebidas, de esta cantidad, 2.000 son bebidas alcohólicas y las demás son no alcohólicas. Todas han sido decomisadas de espacios públicos como también de varios negocios de venta ilegal de bebidas alcohólicas”, informó el Secretario edil.

Aclaró que las 5.000 bebidas han sido decomisadas hasta el 31 de diciembre de la gestión pasada. Asimismo, mencionó que se tiene un stock importante de alcohol para ser destruido, producto de los decomisos de este año, pero, por tiempos procedimentales se debe esperar un par de semanas más.

“Nos preocupa cuando encontramos fábricas clandestinas de bebidas alcohólicas que están siendo reenvasadas en condiciones insalubres. Cabe aclarar que no todos son productos considerados ilegales, también hay bebidas legales y que tienen todos los precintos de importación y fabricación, pero, al ser encontradas en consumo en lugares y horarios inadecuados, también se procede al decomiso y destrucción”, aclaró Ulloa.

La destrucción de las bebidas alcohólicas cumplió con todos los procedimientos administrativos y legales. Asimismo, se realizó en cumplimiento de la Ley 259 de control al Expendio y Consumo de bebidas alcohólicas, Ley 264 del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, Decreto Municipal 020, Reglamento de Control al expendio y consumo de bebidas alcohólicas en el Municipio de El Alto y Ordenanza Municipal 301/2012 “Destrucción de Bienes Decomisados”.

El Diario.

Publicidad
FmBolivia