Barril de crudo sube a $us 70 y descartan impacto en Bolivia

11

El precio del barril de petróleo superó ayer los 70 dólares por la escalada de las tensiones en Oriente Medio después del asesinato del comandante iraní Qasem Soleimaní a manos de Estados Unidos. En Bolivia descartan que la subida del valor del crudo tenga incidencia en la subvención.

El barril de petróleo del mar del Norte para entrega en marzo alcanzó los 70,73 dólares en el mercado de futuros de Londres.

Más tarde moderó su ascenso y se cotizó en 70,16 dólares; aun así, un 2,27% más que al cierre de la sesión anterior, reportó EFE.

El precio del barril de petróleo sirve como referencia de indexación para las ventas de gas natural que hace Bolivia. Es decir que si el crudo se cotiza más alto, el precio del energético nacional también se incrementa.

Sin embargo, si bien los ingresos mejoran por un valor más alto del barril, también lo hacen los gastos destinados a los carburantes que importa Bolivia y que vende en el mercado interno a un precio subvencionado.

El crudo no superaba la barrera de los 70 dólares desde el 16 de septiembre del año pasado, cuando llegó a 71,95 dólares durante la negociación, aunque cerró por debajo de esa cantidad.

Para Álvaro Ríos, exministro de Hidrocarburos, el incremento del precio del petróleo supone más un hecho coyuntural que una medida de largo plazo.

“El precio del petróleo ha subido porque los especuladores del mercado mundial han reaccionado rápidamente a lo que ha pasado en Irán, pero no se ve que haya una afectación a la producción o que esta se corte”, indicó.

El experto señaló que mientras no exista una afectación a las instalaciones petroleras, el precio del crudo volverá a situarse en el orden de los 50 a 60 dólares.

“En tanto no haya una afectación a las instalaciones petroleras, es decir, tanques, buques o campos que se destruyan militarmente, no habrá cambios. Los frackers tienen muchos pozos perforados, no fracturados, en muchas áreas de Estados Unidos, y al ver unos precios más altos van a comenzar a producir más rápidamente. Esto es algo coyuntural y no estructural. Los precios van a seguir en el orden de los 50 a 60 dólares el barril por los próximos dos o tres años”.

El cruce de amenazas entre Washington y Teherán, que se dispone a tomar represalias después del ataque aéreo estadounidense, hace temer un conflicto en Oriente Medio, lo que puede amenazar el suministro de crudo que sale desde Irán e Irak.

Ríos apuntó que sólo si hay una intervención militar a las instalaciones petroleras se puede hablar de otra coyuntura, pero cree que los árabes no atentarán contra sus yacimientos, por lo que “los precios van a volver a la normalidad en dos o tres semanas”.

Alrededor de una quinta parte de los suministros de petróleo global se transportan a través del Estrecho de Ormuz, un enclave que resulta estratégico entre Omán e Irán, ahora en conflicto.

Pagina Siete.