Barco de la Armada lleva servicios de salud, carnetización y pago de la Renta Dignidad a poblaciones del lago Titicaca.

La Armada Boliviana, acompañada de instituciones estatales, llevan servicios de salud, carnetización y pago de la Renta Dignidas a comunidades alejadas del lago Titicaca.

A bordo del Barco Hospital Julián Apaza, personal del Ministerio de Salud, del Servicio General de Identificación Personal (Segip), del Servicio Departamental de Salud (Sedes) y de la misma Armada, realiza un recorrido de siete días para atender siete comunidades en esta región fronteriza del país.

El buque multipropósito partió de San Pedro de Tiquina e inició sus atenciones en Huatapampa, siguió por Sampaya, Yumani, Challa y Challapampa. Finalizará su recorrido mañana tras visitar las comunidades de Coati y Lupalaya.

«Esta coordinación, realizada hace 2 meses con las entidades estatales, permite llegar a las familias que por la ubicación geográfica cuentan con poco acceso a la salud y a los servicios básicos. Es importante y satisfactorio para nosotros atender las necesidades de nuestra población boliviana», manifestó el comandante del Julián Apaza, Teniente de Navío, Deyvi Iván Velásquez.

Existen 67 poblaciones asentadas en el sector costero del Lago de Titicaca, de las cuales aproximadamente un 25% tienen acceso restringido y limitado por carretera (sendas, caminos de herradura) y un 15% tiene acceso sólo lacustre como es el caso de la Isla del Sol, Isla de la Luna, Isla Paco, Taquiri, entre otras.

Por esta razón, al menos dos veces al año el barco hospital realiza tareas de carácter social por estas poblaciones. Dentro del buque los comunarios pueden encontrar atenciones de salud en general, odontología, carnetización, servicios bancarios, zapatería, peluquería y el pago del bono Renta Dignidad.

La embarcación llega a una comunidad cerca a las 06.00 e inicia las atenciones una hora después. El personal no cesa su trabajo hasta atender al último poblador que requiera asistencia, sin importar la hora.

En los tres primeros días se atendieron a 361 personas, especialmente en salud y carnetización. «Como brigada móvil tenemos la tarea de llegar hasta el último rincón de Bolivia para brindar atención a la población y otorgar a todos el derecho de tener una identificación, señaló Claudio García, uno de los operarios del Segip.

«Viniendo con naval llegamos a los lugares donde no se tiene acceso. Para nosotros lo más importante es poder brindar servicio a personas que no tienen la posibilidad de ir, por ejemplo, hasta La Paz para realizar sus trámites», dijo Carmen Mina, funcionaria del Segip.

Para la médica Helen Rivera, que forma parte del programa Mi Salud, no existe mejor recompensa que el agradecimiento de los pobladores que llegan para su atención y se van con medicamentos y un tratamiento específico.

Los servicios médicos, especialmente los odontológicos, benefician principalmente a los niños, mujeres y personas de la tercera edad. En caso de emergencias, incluso el equipo se desplaza hasta los pueblos para atender algún caso en particular, cuando la persona no tiene la movilidad suficiente para llegar hasta la embarcación.

«Me parece muy bien que hagan esta visita a las comunidades cerca al lago, muchas veces no hay atención médica en lugares como la Isla del Sol. Estoy muy feliz por ver a nuestros niños siendo atendidos, incluso se los deja conocer la embarcación lo que para ellos es una experiencia inolvidable», dijo Leonor Ramos, una de las beneficiadas.

Red Central CAMBIO