Bajas temperaturas marcan el retorno de los chicos a clases

Hoy los escolares vuelven a clases en los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí: y según el pronóstico del Senamhi a las 8:00 se registrará la temperatura más baja del día con tres grados centígrados. En ese escenario, la oferta de chamarras coreanas y nacionales para los niños entra en competencia en la calle Illampu.

El receso por invierno comenzó el 1 de julio en todo el país y, ante las bajas temperaturas, el descanso se amplió por una semana más en los tres departamentos del occidente; hoy retornarán a sus labores con una tolerancia de 30 minutos en el ingreso y en el turno de la tarde la salida será media hora antes.
Las prendas invernales tienen gran demanda.

El pronóstico del Senamhi detalla que este lunes, alrededor de las 8:00, se registrará la temperatura más baja del día con tres grados centígrados, con un cielo poco nuboso. Para el mediodía subirá a los 14 grados y desde las 14:00 la temperatura podría registrar un leve ascenso.

Para el martes, la mínima se mantendrá pero se prevé que desde las 14:00 se produzcan lluvias con tormentas que se prolongarán hasta la noche. El miércoles también se registrarán lluvias y para el jueves el clima mejorará hacia el fin de semana.

El Senamhi también pronosticó el ingreso de un frente frío que ocasionará descensos bruscos de temperaturas entre los 12 y 15 grados desde mañana hasta el jueves. Esto sucederá en varias de las provincias de Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz y Beni.
Una comerciante ofrece chamarras nacionales.

Venta de chamarras

Las “mañaneras”, quienes instalan sus puestos a las seis de la mañana y permanecen hasta las 10:00, de lunes a viernes (se extienden hasta el mediodía los sábados y domingos), se dividieron en dos grupos según el tipo de procedencia de su mercadería.

Las comerciantes que están cerca a la plaza Eguino ofertan las prendas de fabricación coreana, mientras que las vendedoras que se ubican en la misma calle Illampu comercializan, en su mayoría, prendas y chamarras nacionales.
Blanco y rosa, las más requeridas por las damas.

Sin embargo, las importadas ocupan un mayor espacio, porque los vendedores crearon hasta tres hileras de puestos. Estos se distinguen por los colores vistosos y variedad de diseños. “Para esta temporada llegaron las chamarras coreanas con frisa y están entre los 170 a 185 bolivianos; dependiendo del diseño. Además, estas son muy abrigadoras”, declaró Juana Aguilar, una comerciante del sector.

Las que sólo tienen fibra tienen un precio de hasta 150 bolivianos. “En estos días subió la venta por las bajas temperaturas. Además, porque ya comienzan las clases y los padres siempre vienen a comprar ropa caliente para llevar a sus hijos en las mañanas”, afirmó la comerciante.

Las chamarras coreanas varían por las formas, tamaños y modelos. Rosa Mercado, otra de las vendedoras, reconoció que este tipo de prendas son las más requeridas. “Hace un año y medio vendía las chamarras nacionales, pero los modelos son los mismos. Por eso la gente dejó de buscarlas y comencé a traer estas importadas. Al principio las compré en Oruro y después me fui directamente hasta Iquique (Chile) para comprarlas a un menor costo”, declaró.

Por esta razón, el fin de semana previo al retorno de las clases los padres se volcaron a este comercio, al punto que se volvía intransitable en algunos tramos.

En la calle Illampu se venden prendas nacionales. “Tenemos chamarras tipo piloto a 120 bolivianos y las vendemos al por mayor, porque no tendríamos forma de acomodarlas. Pese a ello, tampoco tenemos mucha venta, acá (en su sector) está casi vacío”, dijo Nancy, otra vendedora que no reveló su apellido.

Otro modelo de chamarras nacionales, que se ajustan a la cintura, se las comercializa a 120 bolivianos, un precio inferior a las importadas.

“Nosotros lo hacemos con cuero revuelto, frisa y son más calientes”, dijo Francisca. Sin embargo, reconoció que ya no llega a producir la misma cantidad que en el pasado. “Eso se debe a que llegan muchas importadas. Esas nos quitan la venta”, añadió la comerciante.

Pagina Siete.

Publicidad