Autor del feminicidio de Mery ya estuvo preso por violencia

Mery agonizó por más de 48 horas en un hospital de El Alto luego de ser golpeada brutalmente el domingo por su esposo, Ilber F. La mujer de 26 años murió el martes. Según la familia de la joven, el agresor tiene antecedentes de violencia y ya estuvo en la cárcel en el año 2015 por agredir a la víctima.

La mamá de la joven pide justicia. Busca además obtener la custodia de su nieto de nueve años de edad que quedó en la orfandad luego del asesinato de su hija.

Daniela Vila, hermana de Mery, contó a Página Siete que la víctima sufrió durante varios años agresiones físicas y psicológicas por parte de su esposo. Reveló que en 2015, la familia de la joven denunció al ahora autor del feminicidio, quien incluso fue sentenciado y enviado a la cárcel en La Paz.

“Se hizo la denuncia hace cuatro años, también fue por violencia. Él la quiso agredir”, dijo la hermana de la víctima. “Este hecho ocasionó que el hombre sea sentenciado a un año y medio en la cárcel de San Pedro”, comentó. Añadió que luego de salir de prisión el agresor prometió cambiar y convenció a la víctima para retomar la relación, Mery volvió con él.

Según la familia, la víctima era constantemente manipulada por su agresor para continuar con la relación pese a los malos tratos, incluso el acusado amenazaba a su pareja con quitarse la vida. “Siempre trataba de llevarse bien con él. Cuando peleaba, ella decía: ‘vamos a arreglar, estaremos bien’”, contó Daniela. “El hombre le decía: ‘Me voy a matar, si no regresas conmigo’. Mi hermana era chantajeada”, dijo.

La última agresión

El domingo, Mery fue brutalmente golpeada por Ilber, después de asistir a un acontecimiento social y compartir bebidas alcohólicas. El hombre la agredió hasta dejarla inconsciente y cuando vio que estaba agonizando llevó al lugar donde él trabaja: el Sindicato de Transporte de Viacha y la dejó con su jefa.

Ante esa situación, la mujer llevó a Mery al Hospital Corazón de Jesús de la urbe alteña. Horas después, la Policía se comunicó con la familia de la víctima para informar que la joven estaba internada en el nosocomio luego de ser brutalmente golpeada.

Según Daniela, su hermana murió luego de agonizar más de 48 horas en el establecimiento de salud. Fue operada porque tenía coágulos de sangre en la cabeza a causa de los golpes. No resistió a la cirugía, sufrió un paro cardiaco y falleció el martes. “Murió por los golpes que recibió, ya no pudo soportar mi hermana”, dijo entre lágrimas Daniela.

El miércoles, en una audiencia cautelar que se realizó en Viacha, el agresor fue enviado de forma preventiva a la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro.

Ayer por la tarde, la joven fue enterrada en el Cementerio General de La Paz. En la actualidad, la familia enfrenta otro calvario: gastó todo su dinero para pagar al hospital, recoger el cuerpo de Mery de la morgue y contratar una funeraria.

Por eso, Daniela pidió que el acusado se encargue de los gastos. “La familia del agresor ha aportado con una parte del dinero, luego ya no quería saber más del caso”, recalcó.

Mery elaboraba tejidos a pedido, además se dedicaba al comercio informal en El Alto. “Era muy buena, trabajadora y siempre estaba alegre”, recordó su hermana.

Hay dos sospechosos por crimen de Silvia

La Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (Felcv) informó que ya identificaron a dos sospechosos del asesinato de Silvia Machado, la joven cruceña de 18 años que fue encontrada muerta el lunes en un basural de Oruro.

Según la Policía, el caso continúa en investigación. La víctima dejó una niña de tres años en la orfandad.

Machado viajó con dos amigas el 17 de junio a Cochabamba en busca de trabajo. La familia desconoce por qué apareció muerta en Oruro.

La Policía sospecha que la joven “fue víctima de trata y tráfico de personas”. De acuerdo a las autoridades, Silvia fue abusada sexualmente y asfixiada hasta morir. Su hermano viajó ayer a Oruro para recoger el cadáver de la joven y trasladarlo a Santa Cruz.

Historias y cifras

En los 10 primeros días de julio, se registraron siete feminicidios. Cuatro de las víctimas fatales dejaron en la orfandad a 11 niños, según el registro de Página Siete.

72 Feminicidios se registraron desde enero hasta el 10 de julio. Del total de casos, 70 menores de edad quedaron en la orfandad. En los primeros días de este mes, cinco víctimas dejaron a 11 niños en la orfandad.

Hogar La mayoría de los menores de edad que quedaron huérfanos viven con los abuelos maternos. El resto pasa a hogares infantiles o centros de acogida. Las edades oscilan entre los seis meses y 16 años.

Pagina siete.