Auditoría: La red tuvo tentáculos dentro y fuera de la cooperativa 2 fotos

Desde 2018, dentro de COTAS se empezó a repetir como cábala el temible “algo anda mal”. La falta de flujos se hizo innegable y empezó a generar desconfianzas internas. Algo anda mal, pero ¿qué?

En ese afán, se revisaron las siete gerencias que tiene actualmente COTAS pero fue en vano. Todo estaba “normal”. El robo había sido bien maquillado. Las auditorías internas no detectaron nada, salvo que no había flujo y eso lo contradecía todo.

El entonces gerente de Economía y Finanzas de la Cooperativa, Xavier Grigotá , tomó la tarea de descubrir dónde estaba el fallo y qué o quiénes lo ocasionaban. Pidió informes a las gerencias y los revisó en el receso de fin de año, según el acta N.1/2019.

Por fin, en enero pasado se detectó que había inconsistencias graves en el programa “COTAS en Cuotas”. COTAS desistió entonces de pagar los altos montos que los proveedores cobraban por entregas de la pasada gestión. Estos no pagos se tradujeron en demandas posteriores por incumplimiento que tanto DAHER como Media Market presentaron contra COTAS.

Ante la alerta de incongruencias en el COTAS en Cuotas, el Consejo de Administración ordenó una auditoría especial al programa en los años 2018-2017. La investigación develó que el núcleo de la cuestión estaba bajo la gerencia de Comercialización y Marketing, específicamente en el nivel de la Dirección de Marketing, a cargo de Hubert Alcides Gil Antelo, funcionario con 20 años de antigüedad en la empresa. Se operó de esta manera, según la investigación interna:

Gil, en su cargo de encargado del programa fue el “cerebro” de la red y trabajó junto con Richard Áñez, encargado de ventas, y con Luz Marina Soliz, especialista de Control de Gestión, ambos subalternos suyos. Operó también Orlando Cabrera, subdirector de Contabilidad, quien pertenecía a otra gerencia pero que fue “clave para maquillar los números dentro de otras 53 cuentas contables de la Cooperativa”. El último funcionario que la auditoría cita es Jesús Humberto Justiniano, el mensajero quien recogía los equipos.

COTAS explica que la operación fue posible porque se extendía el negociado cómplice hasta una empresa externa: la proveedora Media Market SRL, fundada el año 2015 por su propietario registrado en Fundempresa Widen Vaca Parada, exfuncionario de la distribuidora DAHER.

Media Market SRL nació para ser proveedora “COTAS en Cuotas” y así lo hizo hasta diciembre pasado. Aún hoy en la fachada de sus oficinas cerradas es posible leer: “COTAS en CU-O-TAS Proveedor Autorizado”.

La denuncia, el “testigo” clave

El 19 de febrero, representantes de COTAS se presentan ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para formalizar la denuncia verbal contra los “presuntos autores y contra quienes resulten partícipes, cómplices y encubridores del robo de más de siete millones de dólares detectado en una auditoría interna realizada al programa ‘COTAS en Cuotas’”.

Es decir, COTAS denuncia el hecho pero no a los implicados. Esta acción le generó críticas porque se tachó a la Cooperativa de “querer encubrir” a los funcionarios, cuando en realidad, ésta era parte querellante. Pero no sólo fue eso, ese “descuido” dio rienda a que se aprehenda a otros funcionarios, aparentemente no involucrados.

Así, muchos de los que se presentaron en calidad de denunciantes fueron aprehendidos en calidad de denunciados. El gerente de Economía y Finanzas, Xavier Grigotá Vázquez, quien fue detenido cuando fue con abogados de COTAS a presentar pruebas. Hace más de un mes guarda detención en Palmasola.

Su abogada, Mary Peredo, califica a este funcionario como “el testigo clave” por haber sido quien descubrió las irregularidades en “COTAS en Cuotas”.

La profesional penalista considera que la aprehensión de su defendido es la prueba de que “no puede haber justicia, si la justicia tiene presa a la verdad”. “Hay un cuestionable accionar del Ministerio Público refrendado por el Tribunal de Justicia. Se han cometido abusos involucrando a inocentes. Desde la audiencia cautelar vengo diciendo que a Xavier Vázquez se lo ha confundido con Javier Vaca Diez, superior jerárquico de Gil. Es más, esta confusión consta de manera escrita en la resolución”, sostiene.

Los detenidos

Hasta la fecha se encuentran detenidos en el penal de Palmasola: Hubert Gil, Jesús Humberto Justiniano, Richard Áñez y Orlando Cabrera, todos exfuncionarios denunciados por COTAS como integrantes de la red interna del desfalco. Según el abogado de Gil, Mariano Medina, su defendido ha pedido someterse a un juicio abreviado para poder negociar la disminución de la pena.

Están detenidos también: Carmen Karina S. R. (esposa de Gil), Eduardo Lea Plaza y Xavier Grigotá Vázquez (exgerentes que en auditoría no figuran como partícipes).

Bajo detención domiciliaria están: Iván Uribe y María Margot H. S. (expresidente del Consejo de Administración y exgerente de Auditoría, que tampoco aparecen involucrados según auditoría), además de María René U. (sobrina política de Gil).

El empresario Widen Vaca Parada, propietario de Media Market SRL, se encuentra prófugo, aunque su abogado asegura que sólo guarda resguardo hasta que se le den garantías para presentarse.

Desde que se destapó el desfalco, en enero pasado, COTAS manifestó que aspiraba a dos cosas: saber la verdad y recuperar el dinero. Aparentemente al menos uno de estos dos objetivos se ha logrado.

Pagina Siete

Publicidad
FmBolivia
Abrir chat