ASFI reporta un crecimiento de 18% en utilidades de los bancos

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) reportó ayer un crecimiento del 18,7% en las utilidades de los bancos, hasta agosto de 2019, con relación a un periodo similar de 2018.

Hasta el mes pasado, las utilidades de las entidades de intermediación financiera sumaron 208 millones de dólares, mientras que al 31 de agosto del año pasado, éstas llegaron a los 175 millones de la divisa extranjera.

“En el caso de las utilidades, el sistema financiero ha experimentado un crecimiento del 18,7% respecto de la cifra alcanzada en agosto del año pasado. A fines del mes pasado, las utilidades alcanzaron los 208 millones de dólares”, señaló ayer la directora de ASFI, Ivette Espinoza.

La anterior semana, con datos de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) informó que el país ocupaba el puesto 14 entre 17 naciones, en términos de rentabilidad patrimonial (ROE).

De acuerdo con el informe al primer trimestre de Felaban, Bolivia presentaba un índice ROE de 10,7%, que lo sitúa muy por debajo del promedio de la región, que llega a 16%.

Frente a estos datos, Espinoza remarcó que con información a agosto, Bolivia se encuentra dentro del promedio regional de rentabilidad patrimonial, al tener un ROE del 17%, ligeramente superior al promedio de 16%.

“Si nos comparamos a nivel de la región, estamos como país dentro del promedio que es del 16%, efectivamente hay otros países que están por encima, pero nosotros estamos dentro del promedio, en relación a las utilidades de la región”, expresó.

Depósitos y cartera

Respecto a los depósitos del sistema financiero, la directora de ASFI indicó que hasta agosto de este año, se registró un crecimiento del 2,9% con relación a un periodo similar del año pasado, al haber llegado a los 26.330 millones de dólares.

De este monto, el 46,8%, es decir, 12.320 millones de dólares, se encuentran en Depósitos a Plazo Fijo (DPF), mientras que 31,8% están en las cajas de ahorro.

De acuerdo con Espinoza, esto demuestra una mayor confianza en el sistema financiero, ya que la mayor parte de los depósitos son a mediano y largo plazo.

“Si vemos el tipo de depósito, son los DPF los que más crecen, representando casi el 47% del total, y las cajas de ahorro el 32%. Esto quiere decir que las personas tienen confianza en el sistema y los depósitos que están haciendo son de mediano y largo plazo”, puntualizó la directora de la supervisora financiera.

Respecto a la cartera de créditos, ASFI señaló que el sistema financiero registró un crecimiento del 10%, llegando a los 26.286 millones de dólares concentrados principalmente en microcréditos (29,9%), vivienda (26,1%) y créditos empresariales (21,3%); los créditos Pyme y de consumo representaron el 12,9% y 9,7%, respectivamente.

La mora en el sistema financiero se mantuvo en 2%, por debajo del promedio regional, de 3%, una cifra que sitúa a Bolivia, junto con Chile, como los países con los menores porcentajes de mora en los sistemas de la región.

Otros indicadores

Depósitos De acuerdo con datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), La Paz es el departamento que concentra la mayor parte de los depósitos en el país, con un aporte del 49,1% del total, a agosto de 2019. Le siguen Santa Cruz, con el 32%, y Cochabamba, con el 10,8%.
Créditos En el caso de la cartera de créditos, Santa Cruz concentra la mayor cantidad de créditos, el 41% del total; La Paz reúne un 25%, y Cochabamba el 18%. Les siguen Chuquisaca y Tarija, con una concentración de créditos del 4,5% y del 4%, respectivamente.
Mora Los créditos productivos tienen un índice de mora de 1,5%, menor que el promedio de 2%, mientras que los de vivienda tienen un índice de 1,3%.

Satisfacción de los consumidores financieros llegó a 8,22 sobre 10

La directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Ivette Espinoza, informó ayer que el índice que mide el grado de satisfacción de los consumidores financieros en el país subió a 8,22, sobre un puntaje máximo de 10, y la calificación de la situación económica boliviana llegó a 123, considerada como “óptima”, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Servicios Financieros.

Espinoza recordó que en 2015, cuando se realizó la primera Encuesta Nacional de Servicios Financieros, el Índice de Satisfacción era de 7,85, y que este año se incluyó un área que mide la percepción del consumidor financiero sobre la economía local.

“En el Índice de Satisfacción, las personas han calificado cómo se atiende en el sistema financiero con un 8,22. Cuando habíamos empezado, en 2015, teníamos una calificación de 7,85”.

Precisó que la encuesta presencial llegó a 7.000 consumidores financieros; la practicada en línea (banca por internet), a 26.819 personas; en empresas, 384 y de tipo personal a 328, lo que dio un total de 34.000 personas encuestadas en el país.

“De a poco el servicio que brindan las entidades financieras ha mejorado y la calificación ha ido mejorando”, manifestó.

La funcionaria añadió que en la pregunta de ¿cómo cree que se encuentra la economía del país?, los encuestados dieron un puntaje promedio de 108, dentro de una escala en la que 200 era una percepción “muy optimista”.

También precisó que los encuestados calificaron con 117 a la pregunta ¿cree que es un buen momento para solicitar un crédito?; y le dieron 145 a si ven posible que la gente siga pidiendo créditos en los próximos tres años.

La mayor calificación se registró en la categoría que consultó sobre la pertinencia de ahorrar en el sistema financiero, ya que obtuvo una calificación de 163.

La directora acotó que, en una escala de 10, los consultados dieron un puntaje de 8,49 a las entidades sobre el trato a embarazadas o personas de la tercera edad y 8,34 en el tema de amabilidad.

Pagina Siete.

Publicidad