Asesinato de Nelson Mauriel apunta a ajuste de cuentas

Resultados iniciales de las investigaciones acerca de la muerte Nelson Mauriel, exvicepresidente del club deportivo Blooming, refieren posibles nexos con narcotraficantes, se presume que su desaparición sería un crimen por encargo, informó ayer el director nacional de la Fuerza Especia Especial de Lucha Contra el Crimen, Julio Cordero, y agregó que se investigan los posibles nexos de la víctima con el crimen organizado.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, señaló que tras haber visto los antecedentes de Mauriel se evidencia que estuviera comprometido con el crimen organizado. “Lo comprometen lamentablemente a este exdirigente y empresario de Santa Cruz al señor Mauriel”, apuntó.

Luego de conocer estos elementos, las investigaciones revelarán la organización criminal con la que estaba contactado. Por tanto, las pistas dan cuenta de que se trataría de un vendeta.

“Continúa el trabajo investigativo, para saber con qué organización criminal mantenía vínculos de tráfico de drogas (…) lo que motivacionalmente explicaría los móviles del asesinato”.

La autoridad de Gobierno remarcó que en torno a este tema se realiza un trabajo arduo reforzando el equipo de investigadores con otros cuatro expertos, no solo para resolver el asesinato de Mauriel, sino también para desarticular la banda criminal, presuntamente, de narcotráfico.

ALLANAMIENTOS

En lo va de las investigaciones, el Ministerio Público en Santa Cruz allanó la casa del victimado, además de actos similares simultáneos en al menos cinco oportunidades, incluida su empresa en búsqueda de mayores indicios que permitan esclarecer el caso, según publicó el portal Detrás de la Verdad.

Durante uno de los allanamientos, se encontró un arma de fuego además de evidencias de que hubiera viajado a Panamá y Brasil.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz señaló que luego de obtener declaraciones de la esposa del victimado, esta conformó que durante el último tiempo vivía atemorizado, por ello resolvió andar armado.

“Hemos encontrado en su casa una pistola 9 milímetros, la cual tenía nueve proyectiles que han sido colectados por nuestro equipo de homicidios. Estos elementos se deben ponerse dentro de un contexto que indudablemente debe tener una base psicológica (…) que nos permitirá conocer las circunstancias por las que estaba atravesando este individuo”, refirió la autoridad.

El Diario.

Publicidad