Asambleísta denuncia nuevas irregularidades en la compra de insumos de bioseguridad en Cochabamba

52

La asambleísta departamental del frente Único, Lizeth Beramendi denuncia un nuevo presunto caso de corrupción en el Sedes-Cochabamba y pide a su director asumir acciones penales contra los responsables.

«Por nota escrita, estoy solicitando al nuevo director del Sedes, se constituya en parte querellante por los actos de corrupción que se han cometido en esta institución», declaró la legisladora departamental.

El acta de conformidad firmada por la comisión de recepción del Sedes da una cantidad, por ítems, que está lejos de concordar con los datos que se tiene en almacenes, aseguró Beramendi.

«Se compraron 3.643 barbijos con válvula a 48 bolivianos la unidad, a los almacenes del Sedes llegaron 2.546: en el ítem de barbijos sin válvula se adquirieron 9398, a un costo unitario de s 39 y a depósito ingresaron 1.085. Lo mismo ocurrió con 4.393 mamelucos «hatman» de los cuales ingresaron a almacenes 1.300″, afirmó Beramendi.

Dónde están estos productos, quién o quienes se los llevaron, son algunas de las interrogantes que Beramendi pide sean resueltas en la justicia.

De acuerdo al acta exhibida por la fiscalizadora regional, se establece que la empresa no entregó la cantidad contratada de los insumos de bioseguridad al Sedes.

A partir de esa evidencia, asegura Beramendi, el director del Sedes está obligado, por ley, a querellarse con los responsables, por los delitos de falsedad ideológica, daño económico al Estado y tráfico de influencias.

Beramendi señala a la gobernadora Esther Soria, al el ex director, Eddy Calvimontes y a la coordinadora del Sedes como responsables del presunto hecho de corrupción.

jhy/VCT ABI