Asamblea de la Cruceñidad llama a un cabildo y suspende festejos

La Asamblea de la Cruceñidad, desarrollada anoche, determinó declarar desastre nacional y exigir al Gobierno la anulación del Decreto Supremo 3973, que autoriza quemas “controladas” en el oriente del país. Además, anunció la realización de un cabildo y la suspensión de los festejos del 24 de septiembre, efeméride departamental.

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, dio lectura a las determinaciones. Entre las principales señaló que se exigirá “la anulación” de la norma 3973 que “permite el desmonte”.

“En representación de la institucionalidad y haciendo eco del clamor popular, se decide emitir una declaración ciudadana de desastre nacional, haciéndola conocer al mundo y pidiendo la colaboración internacional”, señala el primer punto de la resolución de la Asamblea.

Por otro lado, informó que se solicitará al Colegio de Abogados, que con especialistas, elabore un informe sobre dicha normativa y proponga una modificación para evitar más desastres medioambientales a futuro.

Otro punto de las resoluciones asumidas ayer, hace referencia a la decisión de “apoyar a la décima Marcha indígena en defensa de la tierra” y el territorio.

En medio de las propuestas presentadas por los asistentes a la Asamblea de la Cruceñidad, ayer salió de manera espontánea el pedido de suspender los actos festivos del aniversario departamental, en solidaridad con los desastres provocados por los incendios forestales en toda la Chiquitania.

El tema electoral no quedó al margen y la Asamblea de la Cruceñidad también determinó la realización de un “gran cabildo” en defensa del voto del 21F. La fecha será definida el jueves 12 de septiembre, pero se prevé una gran concentración en el centro de la capital cruceña.

De la misma forma, los representantes de la cruceñidad anunciaron que acudirán a instancias internacionales para hacer respetar el voto de la consulta ciudadana en la que se dijo No a la repostulación del presidente Evo Morales y del vicepresidente Álvaro García Linera.

De la misma forma, en otro punto, se determinó el respaldo a las demandas planteadas por los médicos, quienes hasta ayer llevaron adelante una huelga indefinida.

En medio de la Asamblea, un grupo de ambientalistas interrumpió el acto, y provocó un enfrentamiento que duró varios minutos con los cívicos. Los manifestantes fueron desalojados en medio de protestas.

Los ambientalistas señalaron a varios representantes de los empresarios y ganaderos que estaban presentes, como responsables de la aprobación del Decreto Supremo 3973, que amplía la frontera agrícola.

Pagina Siete.

Publicidad