Asamblea aprobó desastre nacional y suspensión de actos

Al promediar las 19.30 horas de ayer, inició la Asamblea de la Cruceñidad, en la que estaban presentes los diferentes sectores sociales, cívicos, del sector gremial y autotransporte. Decidieron que se apruebe la declaratoria de desastre nacional por los incendios en la Chiquitania, convocar a cabildo y suspender los festejos del 24 de septiembre por el aniversario de ese departamento.

La concentración comenzó con la entonación del himno a Santa Cruz, el presidente del Comité Cívico, Luis Fernando Camacho, tomó la palabra y se logró la calma, a partir de ese instante ya se trabajaba en el orden del día, que estaba enfocado en analizar las medidas que se tomarán en defensa de la Chiquitania.

Tras la intervención de los representantes de los sectores, aprobaron tres puntos relevantes, entre ellos suspender los actos protocolares del 24 de septiembre.

Horas más antes, el ministro de Defensa, Javier Zabaleta, advirtió que el pedido de declaratoria de desastre nacional tiene tintes políticos. aseguró que la norma aprobada no incluye a la región afectada por los incendios.

En esa misma línea, el vicepresidente Álvaro García aseguró que el Gobierno convocó y abrió las puerta a la ayuda internacional para enfrentar las llamas, pero dijo que tarda, es temporal y poca. “No es una palabra que nos va a salvar”, dijo en alusión al pedido de declaración de desastre nacional.

PARTICIPANTES

El sector transporte al hacer uso de la palabra destacó la importancia del cabildo y comprometió su pleno respaldo a las iniciativas del Comité Cívico.

Pasada las 21.00, el hermano de Runny Callaú de la Fundación SAR, llegó hasta el Comité Cívico, destacando la impotencia que sienten los voluntarios porque no reciben el apoyo suficiente para combatir el fuego y alertando que se gestando un plan para perseguir a su hermano. “Nosotros no lo vamos a permitir”, destacó.

A su turno, el expresidente del Comité Cívico, Herland Vaca Díez, pidió que esta sea la noche de la dignidad. “Este gobierno es el que menos ha respetado a Santa Cruz, es hora de decirles basta, es hora de que lo nuestro lo administremos nosotros. Ahora y en el cabildo, se acabó el centralismo”, señaló

Antes del inicio de la asamblea ya varios grupos gritaban “derogación” de las normas que permiten las quemas y que se asuman medidas de hecho para defender el territorio que está siendo devastado por el fuego.

RECHAZO

Uno de los representantes del sector ganadero tomó la palabra en la Asamblea de la Cruceñidad, pero este fue abucheado por la concurrencia y lo tildaron de vendido al Gobierno, porque son uno de los sectores que están en contra de la abrogación de la Ley 741 y del Decreto Supremo 3973, que permite el desmonte y la quema controlada en Beni y Santa Cruz.

El Diario.

Publicidad
Abrir chat