Animales de granja sufren maltrato en feria alteña

Un reclamo constante por la venta de animales, en la Feria de la zona 16 de Julio, es la manera como estos son ofrecidos, no solo sin el espacio suficiente, sino sometidos a bolsas, saquillos, cartones y hasta con las patas amarradas, en el caso de las aves de granja, este maltrato es recurrente y hoy, día de feria, se espera el control del personal municipal de Zoonosis.

Desde el pasado mes solo la Policía Forestal y del Medio Ambiente (Pofoma), es la única instancia que hasta el momento realizó operativos de control, logrando decomisar no solo cachorros maltratados enfermos o que sufrieron cortes en las orejas y la cola, sino rescataron perros que estaban destinados a la pelea.

En tanto, Zoonosis aún no realiza control alguno en una de las ferias más grandes que se activa cada jueves y domingo, donde la venta de animales es el sector que mayor maltrato animal se comete, no solo por parte de vendedores ambulantes, sino por los mismos comercializadores “registrados” en el Municipio.

Curiosamente el pasado domingo, quienes ofrecían estos ejemplares, entre gallinas, gallos, pollos, conejos cuy y castilla, se apostaban en la acera, sentadas sobre el frío cemento, controlando sus cajas y bolsa con plena disponibilidad de quedarse en ese puesto callejero por más de 12 horas.

A diferencia de quienes buscan perros y gatos que suelen ser jóvenes o pertenecientes a poblaciones urbanas, en este sector del comercio de animales de granja, quienes estaban interesados en adquirir uno de los ejemplares, por lo general eran personas mayores y sobre todo migrantes, quienes aún mantenían la tradición de adquirir animales que en un breve desarrollo serán destinados a la alimentación de dichas familias.

“Estos conejos son siamés, como ve las orejitas, la nariz y patas son negras, mientras parte de su cuerpo son de color beige, son de la misma raza cuy, pero mejorada por eso su precio es de Bs 85 el par hasta 80 le puedo dar, pero ambos no se vende separado, se muere si están solos”, explicó en detalle una de las comercializadoras de conejos, quien con dos celdas alambradas, mantenía el ofrecimiento de sus ejemplares que por lo general eran conejos cuy y castillas.

“Para criar en mi casa estoy buscando, estos conejos cuy son los más sanos ahora, porque estoy cansada de comer gallinas de empresas que son criadas con hormonas, es mejor cuidar la alimentación es por eso que mejor logro adquirir estos conejos y en un tiempo, no solo me dejan una cantidad de crías, sino que puedo disfrutar de su carne, que es muy rica y sin grasa”, nos comentó Marcela Castillo una ama de casa que buscaba minuciosamente uno de los ejemplares con los cuales se quedaría.

EL DIARIO consultó a una de las comercializadoras de animales de granja, las razones por las cuales venden sus ejemplares, siendo que están dentro de bolsas de yute.

“No los estamos maltratando, sino que como son gallinas, tenemos cuidado de que la gente que vende perros y están con sus correas, les hagan daño a nuestras gallinas, ya ocurrió una vez, como son vendedores ambulantes, los hacen correr a nuestras gallinas, por eso que están en jaulas o dentro de las bolsas y cuando una personas quiere ver, las sacamos”, afirmó Marciana Ch., una comerciante que llega con sus ejemplares desde Viacha.

Para el comercio de animales de granja, la venta de perros agresivos por parte de ambulantes, es un peligro para ellas, quienes deben guardarlos en saquillos, antes de sufrir la agresión de los perros a sus animales de granja.

El Diario.