Animales afectados por incendios retornan a su hábitat tras una recuperación favorable

El Ministerio de Medio Ambiente y Agua informó el domingo que los animales afectados por los incendios forestales en el Valle de Tucavaca, entre ellos, una boa, un corechi y un pejí, retornaron a su hábitat, tras una recuperación favorable.

«Tras la valoración exhaustiva, los especialistas del Centro de Rescate Temporal de Aguas Calientes en Roboré dependientes del Ministerio de Medio, el Zoológico, la Gobernación de Santa Cruz y expertos, liberaron a estos animales afectados por los incendios, según un boletín institucional», señala un boletín institucional.

La boa fue rescatada en un chaco en Roboré, el Corechi en el área protegida Ñembi Guasu y el Peji lo rescató personal de la estatal petrolera en la carretera hacia Taperas.

La bióloga Karina Gonzales, del Centro de Rescate Temporal, que monitorea el estado de los animales, dijo que el cuadro clínico que presentaban esos animales era bajo peso, deshidratación e inhalación de humo, por lo que se requirió un tratamiento inmediato.

Las principales características que muestran los animales para que se decida su liberación, además de verificar su mejora, es que tengan la capacidad de beber agua y alimentarse por sí mismos, explicó.

Los especialistas trabajan arduamente hasta que todos los animales ingresados sean estabilizados y en la medida de las posibilidades, devueltos a su hábitat.

El Ministerio de Medio Ambiente recordó que se habilitaron tres centros de rescate temporal de cuidado y de atención y protección de fauna silvestre en Aguas Calientes (Roboré), Otuquis (Puerto Suárez) y otro en San Ignacio de Velasco.

Los centros instalados cuentan con infraestructura y condiciones logísticas necesarias, además de medicamentos y personal especializado para su funcionamiento.

Red Central/dea/vic ABI

Publicidad