Amenaza de panificadores

Cada mañana, miles de vecinos acuden a los puestos para comprar el pan, que se convirtió en uno de los principales alimentos de los más pobres.

Por efecto del pago del segundo aguinaldo, los panificadores artesanales, La Paz, advirtieron con la posibilidad de reajustar el precio del pan de batalla, para cubrir el doble beneficio de sus empleados, indicó el dirigente del sector Dandy Mallea.

“No estamos en condiciones de pagar doble aguinaldo, porque el precio de la unidad de pan hace ocho años está estancado en 50 centavos. Entonces que el Gobierno vea, no nos puede meter a una misma bolsa a todos”, afirmó.

El dirigente panificador, advirtió que el efecto multiplicador del segundo aguinaldo afectará a todos los panificadores del país, por lo que el incremento del precio de pan también podría registrarse a nivel nacional.

“Lo que está haciendo el Gobierno es algo irracional, no está siendo bien asesorado, porque algunos sectores como el nuestro no tienen la posibilidad de pagar el doble aguinaldo a sus dependientes”, insistió.

Por su parte, el presidente de la Confederación de panificadores de Bolivia, Juan Cachi, afirmó que los trabajadores de su sector no se benefician del segundo aguinaldo porque “trabajan a destajo” y garantizó la estabilidad del precio de la unidad del pan de batalla en 50 centavos.

“El trabajador viene y dice cuánto me pagas, cuánto voy a trabajar, y se le dice te voy a pagar 60 (bolivianos). El doble aguinaldo nunca se pagó, se pagan por producción, pero enmarcarnos en la Ley General del Trabajo o los decretos supremos nunca se acató, no estamos dentro de ese marco nosotros”, afirmó.

Indicó que el factor único y fundamental para que pueda subir el precio del pan a nivel nacional es por el precio de la harina. “Teniendo el convenio con Emapa, el precio de la unidad y el gramaje a nivel nacional en 50 centavos está garantizado”, concluyó.

El gerente de Emapa (Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos), Luis Siles, informó que el convenio con los panificadores para dotarles de harina a “precio justo” (155 bolivianos el quintal) fue firmado en febrero de este año con Cachi, mientras que en el mercado se cotiza en más de 200 bolivianos.

Indicó que para 2019 se trabaja en un convenio similar “para que se pueda garantizar el precio del pan” en 50 centavos.

El Diario