Alvaro García Linera: “Sigo siendo Vicepresidente, solo que ahora en el exilio”

El exvicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, afirmó anoche durante una entrevista en la cadena CNN que su renuncia al cargo solo será oficial cuando su carta sea leída y aprobada en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

“Presenté mi carta, no se ha leído en la Asamblea; sigo siendo Vicepresidente, solo que ahora en el exilio”, sostuvo García Linera tras ser consultado por la periodista Carmen Aristegui sobre cuál es su condición actual.

El exsegundo mandatario del país ratificó que ni él ni Evo Morales serán candidatos en las nuevas elecciones: “Lo dijimos públicamente y abiertamente”, aunque aseguró estar dispuesto a volver “si eso ayuda a pacificar el país” y pidió garantías para que él y Morales puedan desarrollar su actividad con normalidad de retornar a Bolivia de su exilio en México.

“Tendremos que volver. De alguna manera, si eso pacifica Bolivia y encauza una salida democrática y constitucional, pues hay que hacer el esfuerzo”, expresó. “Si la Asamblea no acepta nuestra renuncia, tendremos que volver a concluir nuestro mandato porque nosotros fuimos elegidos por el pueblo”, agregó.

Por otro lado, ante la posibilidad de que el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez llame a elecciones mediante decreto por falta de consenso con el MAS en la ALP, García Linera dijo que sería incurrir en una “ilegalidad”.

«Que el legislativo haga su trabajo”, matizó antes de afirmar que «unas elecciones convocadas por decreto sería otra vuelta de tuerca de la ilegalidad y generaría aún más problemas”.

Ante anuncios de que si retornan al país habrá procesos en su contra, García Linera responsabilizó a Áñez por las muertes registradas durante los últimos días, al igual que a los comandantes de la Policía Boliviana y de las Fuerzas Armadas. «Se han manchado las manos de sangre», dijo.

Consultado sobre el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), que ratificó que hubo fraude en las elecciones del pasado 20 de octubre, el exvicepresidente acusó al secretario general del organismo, Luis Almagro, de “ser parte de esa trama golpista ilegal”.

Asimismo, García Linera negó que tanto él como el exmandatario estén coordinando desde el país azteca las acciones violentas que convulsionaron los últimos días el país. Dijo que hay un “quiebre moral” y que las movilizaciones emergen sin dirigencia, asemejándose a un “levantamiento indígena campesino”.

«En las movilizaciones no están los dirigentes que tienen vínculos con nosotros, han desaparecido, hay dirigentes que están emergiendo, con otro tipo de espíritu, se asemejan a un levantamiento indígena campesino más que a una movilización dirigida, coordinada o digitalizada desde el exterior», insistió.

Sobre la situación que atraviesa el país, ha planteado dos escenarios que van desde una «confrontación civil» hasta el logro de «acuerdos para nuevas elecciones y la formación de un nuevo Órgano Electoral”.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat