Alvaro García Linera entrega moderno sistema de agua potable e inaugura obras de alcantarillado en Copacabana

El vicepresidente Álvaro García Linera entregó el lunes un moderno sistema de distribución de agua potable e inauguró obras de alcantarillado en la ciudad de Copacabana, en la provincia Manco Kapac del departamento de La Paz, que forman parte del programa «Mi Agua».

Según información oficial, el moderno sistema de agua potable demandó una inversión de al menos 18 millones de bolivianos, que garantizarán la provisión de ese líquido vital a más de 2.271 familias de esa región, las 24 horas de día.

«Estamos aquí en esta bella tierra de Copacabana para hacer entrega de una obra que la gente tanto esperaba y la están viendo aquí (…). Estamos en Copacabana, una de las ciudades más bellas y con tradiciones de nuestra patria», puntualizó el segundo del Ejecutivo boliviano.

Explicó que ese moderno sistema tiene un tanque de almacenaje de agua de vertiente y del lago Titicaca; una planta de tratamiento automatizado y digitalizado de tratamiento y 2.271 conexiones para los hogares de esa región.

«Es una planta de tratamiento con filtros de acero, carbón con arena de cuarzo, retro lavado, tablero de control automáticos, hipo clorador con bombas dosificadoras y tanques de mezcla, en fin, todo los que sea necesario para que esta bella ciudad tenga agua potable», detalló.

Por otra parte, el vicepresidente inauguró las obras de construcción de un sistema nuevo de alcantarillado sanitario, que demandará una inversión de 42 millones de bolivianos, recursos que garantizará el Gobierno central y la Alcaldía de Copacabana.

García Linera detalló que ese sistema será concluido en más de 400 días y contará con «redes de alcantarillado, 674 cámaras de inspección con altura variable, sistema de impulsión con dos estaciones, planta de tratamiento de aguas residuales, pre tratamiento mecanizado, tratamientos secundarios de lodos activados, tratamiento terciario, desinfección, tratamiento de lodos con esperadores y emisario de vertidos».

«Estamos invirtiendo para esto 42 millones de bolivianos, casi cuatro veces el presupuesto de la alcaldía, estamos poniendo el gobierno 70 por ciento y la alcaldía 30 por ciento para una ciudad decente e histórica», refrendó.

vic/rsl ABI