Alpacino irá ante un juez por encubrir a Serna

0

La Fiscalía abrió causa contra Alpacino Mojica Gutiérrez (37), por los delitos de homicidio en el grado de complicidad por las muertes de Mario Salvatierra Herrera y Marcelo Terrazas Seleme, ocurridas en los enfrentamientos de Montero, y por encubrimiento del guerrillero peruano Óscar Martín Serna Ponce, sobre el cual pesaba una sentencia ejecutoriada de 20 años de prisión en el país, según fuentes oficiales.

Alpacino, en su declaración prestada el lunes pasado en la Felcc, manifestó que Serna le financió parte de su campaña política en el afán de ganar un curul en la Asamblea, enfatizando que después de los bloqueos no supo más de él.

Con estas afirmaciones, Mojica pretendió meter en la cabeza de los investigadores que su vínculo con el guerrillero era circunstancial. Sin embargo, los indicios hallados en la pesquisa muestran una relación más estrecha, hasta familiar, pues, entre los documentos requisados hasta el momento, figura una fotografía referente del bautizo de un hijo de Alpacino, en el que Serna, aparentemente, es el padrino.

Otro indicio es el hecho de que en la cédula de identidad de Óscar Martín aparece como su domicilio la casa de la madre de los Mojica, en el barrio 21 de Enero. Una tercera pista considerada clave por el fiscal Wálter Suárez para imputar por encubrimiento a Alpacino, es que su compadre, según un certificado de antecedentes penales, tiene una condena de 20 años de cárcel, que fue ejecutoriada el 30 de enero de 2002.

HUBO PROTECCIÓN

«El señor Serna tenía una sentencia de 20 años de presidio por el delito de secuestro en el año 1999, la cual no habría cumplido porque, al parecer, evadió la acción de la justicia. En consecuencia, el señor Alpacino debía tener conocimiento de este extremo y más bien lo encubrió», señaló el fiscal Suárez.

Según el archivo nacional de registro judicial de antecedentes penales, Óscar Martín Serna Ponce (C.I. 10136017) fue sentenciado en La Paz por los delitos de asociación delictuosa, falsedad ideológica y secuestro, conforme al documento expedido el miércoles 11 de diciembre de este año.

Pese a la vigencia de la pena, Serna circuló durante años de forma libre en el país e incluso tuvo una participación activa en las actividades políticas del expresidente Evo Morales, pues aparecía en actos públicos con autoridades masistas, entre ellas el exministro de Gobierno, Carlos Romero.

La última aparición del insurgente peruano fue en los enfrentamientos ocurridos en octubre en Montero, que se saldaron con las muertes de Salvatierra y Terrazas, además de decenas de heridos. Dirigía a operadores del MAS en Montero desde la capital cruceña, donde vivía en un lujoso condominio, en el que los agentes hallaron elementos para socorrer a los posibles heridos de su bando y notas bancarias en las que recibía y giraba altas sumas de dinero.

Para el fiscal Suárez, es probable que el peruano aún esté en Bolivia. «La situación de Serna está siendo analizada por la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia. No tenemos certeza absoluta de que hubiera abandonado el país, al menos no de forma legal, consideramos que, si ha salido, lo ha hecho ilegalmente. Estamos sobre sus pasos», aseguró Suárez.

El diario

También podría gustarte