Algunas personas evaden control para viajar con menores de edad

La llegada de las vacaciones escolares provocó que la Terminal Interdepartamental de La Paz y la Interpovincial Minasa incrementen sus medidas de seguridad para controlar el viaje de menores de edad, quienes necesariamente precisan un permiso para viajar. Denuncian que algunos padres y adolescentes evaden el control abordando buses en las trancas.

La Defensoría de la Niñez, dependiente de la Municipalidad paceña, tiene instalaciones en la terminal de buses y en la de Minasa, donde las personas que necesiten realizar viajes al interior del territorio nacional tienen la obligación de tramitar la mencionada autorización.

Las solicitudes para el viaje de niños y adolescentes pueden recabarse de lunes a domingo, los 365 días del año, en las oficinas de la Defensoría de la Niñez, que se encuentra en las terminales Central y Minasa, informó la directora de esta instancia municipal, Jacqueline Llanos.

“No es posible comprar los pasajes para los niños, sí es que los padres o familiares no cuentan con el permiso emitido por la institución”, dijo.

Explicó que los encargados de vender los boletos de transporte son responsables de exigir el formulario emitido por la Defensoría de la Niñez, para poder realizar los viajes. Una vez abordada la flota el personal de la Alcaldía o personal de la Terminal revisan los permisos al momento de controlar la cuota de viaje.

OFICINAS Y CONTROLES

Cuando se presenta un incremento en la demanda de viajes, las oficinas de la defensoría municipal ubicadas en las terminales extienden su horario de atención, para lo cual reciben el apoyo de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) y Tránsito.

Sin embargo, en muchas oportunidades los controles se ven rebasados, debido a que muchos adolescentes y padres con sus niños, esperan en las trancas, en el caso de los Yungas y en El Alto, para abordar los buses y así evadir los controles.

Esa situación genera preocupación, en muchos ciudadanos que piden realizar controles en las trancas, para evitar la salida de menores sin los permisos correspondientes. Se teme que aquella situación podría fomentar la trata y tráfico de menores promovida por grupos de personas inescrupulosas.

Para tramitar el permiso de viaje de un menor, los padres deben presentar las cédulas de identidad, original y fotocopia del padre, madre e hijo, el certificado de nacimiento del menor o el pasaporte.

En cada terminal se emiten diariamente de 60 hasta 70 formularios de permiso, pero en etapa de vacación invernal los trámites suben hasta 300 o incluso 400 los fines de semana.

Cuando no se sabe el paradero de uno de los padres, es necesario que la persona que va a viajar con un menor, se presente con dos garantes, familiares o conocidos, para firmar el formulario de permiso.

Si el menor va a viajar en compañía de otras personas que no son sus padres, abuelos o tíos, se debe presentar la autorización de uno de los padres, pero obligatoriamente debe presentarse con uno de los progenitores.

Con todos los requisitos, las personas que viajen con menores, deben apersonarse a las ventanillas de la Defensoría de la Niñez de la Terminal de Buses de La Paz y en la de Minasa para viajes interprovinciales.

A nivel nacional, la Defensoría de la Niñez está a cargo de realizar los controles y emitir los formularios de viaje para menores en las terminales interdepartamentales, interprovinciales y aeropuertos.

En la terminal pudimos hablar con Yuliana, proveniente de la Argentina, quien se encontraba en compañía de su bebé de un año, ella después de pasar unos días en la ciudad de La Paz esperaba retornar a Buenos Aires. Nos indicó que al ser extranjera no se le pidió el formulario emitido por la Defensoría de la Niñez, ya que en su país los requisitos son la partida de nacimiento del menor y el permiso de viaje internacional.

También, Nelson, quien se encontraba con uno bebé en brazos, nos comentó que su esposa realizaba los trámites para conseguir el permiso de viaje para su hija. Él llevaba casi una hora en espera, por lo que mencionó que no siempre se cumplía los ocho minutos previstos por trámite.

En la Terminal de Buses de La Paz, con el fin de resguardar la seguridad de los pasajeros y de los menores, se instalaron cámaras de seguridad. Los artefactos tienen visión nocturna y un zoom de 100 metros que podrán alertar cualquier irregularidad a los encargados de su monitoreo.

El Diario.

Publicidad