Alertan consecuencias negativas para Europa

10

La economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, ha destacado durante la presentación de la actualización de sus Perspectivas de Crecimiento Mundial (WEO, por sus siglas en inglés) en Davos, Suiza, como entre los riesgos aún vigentes para la economía global se encuentra la posibilidad “de nuevas tensiones comerciales entre Estados Unidos y la Unión Europea”.

El Fondo avisa que las “tentativas señales de estabilización” que detecta en la economía global, en parte gracias al acuerdo comercial entre EEUU y China, se ven amenazadas por el otro frente de la disputa arancelaria entre la administración Trump y la UE.

TENSIONES CON LA UE

Esta incluye desde los aranceles por los subsidios a Airbus hasta la intención de tasar con un 100 % a un catálogo de productos franceses valorado en 2.400 millones de dólares como consecuencia de la tasa Google aprobada por París el pasado julio. Tampoco hay que olvidar que la amenaza sobre la implementación de aranceles a la industria automotriz europea no se ha disipado por completo.

Al ser preguntada por el enviado especial de elEconomista sobre si el aumento de dichas tensiones podría acabar por sumir a la Eurozona en una recesión, Gopinath señaló que es “muy difícil” especular sobre si la llegada de nuevos aranceles por parte de Washington, sobre todo a la importación de coches, sería suficiente para provocar una recesión en la zona euro.

No obstante destacó que es “importante” tener en cuenta que el crecimiento de la Eurozona se mueve en una franja baja, por lo que “shocks de este tipo pueden tener consecuencias negativas serias”.

El Fondo además recortó en dos décimas el crecimiento proyectado en 2020 para España, una rebaja más pronunciada que la realizada para la economía mundial, tras una expansión más intensa que lo inicialmente esperado por la institución.

Su economista jefe explicó en la presentación de las nuevas proyecciones que el “pequeño” recorte del PIB esperado para este año y el que viene se produce tras el elevado crecimiento registrado por nuestro país en la parte alta del ciclo.

Su mano derecha en el departamento de análisis, Gian Maria Milesi-Ferretti, explicó que la revisión a la baja se debió a la revisión del crecimiento realizado por el INE el pasado otoño, que afectó a la cifra del PIB de 2019.

Además, el entorno exterior “más débil”, sobre todo por la inestabilidad en el mercado latinoamericano, también ha derivado en una desaceleración “de alguna manera más pronunciada”, añadió Milesi-Ferretti.

Respecto a los planes del nuevo Gobierno español y el espacio fiscal para incrementar el gasto social, Milesi-Ferretti explicó a este diario que habrá que esperar a que los técnicos del FMI visiten nuestro país esta primavera, y estudien el nuevo presupuesto que prepare el Ejecutivo de coalición. (elEconomista.es)

El Diario.