Alcaldía espera autorización para operar en nuevo relleno

Las autoridades de la Alcaldía paceña esperan que la Gobernación emita la autorización de funcionamiento del nuevo relleno transitorio en Sak’a Churu, toda vez que se cumplió con la presentación de todos los. El municipio se encuentra dentro del plazo de los 25 días de ampliación para depositar los residuos sólidos de La Paz en el relleno sanitario de Alpacoma.

Según la información proporcionada, el municipio cumplió con todos los trámites administrativos para obtener la autorización del nuevo relleno y solo se espera la respuesta de la Gobernación.

“Hemos presentado los documentos, estamos esperando que la Gobernación pueda emitir la autorización de tal manera que inmediatamente pueda funcionar el nuevo relleno sanitario transitorio en Sak’a Churu, esperamos que sea en estos días”, dijo el alcalde Luis Revilla.

DEL TERRENO

El relleno transitorio de Sak’a Churu está situado a 3.550 metros sobre el nivel del mar, en una cabecera de valle que tiene clima templado. Está alejado de áreas urbanas y tiene límites naturales que brinda la posibilidad de operar sin generar problemas en los alrededores. Está a la misma distancia (14 kilómetros) del relleno actual respecto al área urbana.

La Alcaldía realizó los estudios geológicos, hidrogeológicos, geotécnicos y geomorfológicos que permitieron constatar que se trata de un terreno apropiado para este fin. Adicionalmente se realizó un levantamiento topográfico y de la línea ambiental.

La superficie del terreno es de 18.75 hectáreas, donde se instalarán tanto la planta de tratamiento de residuos como el relleno transitorio. El relleno como tal constará de cinco celdas para almacenar residuos orgánicos, dos celdas para patógenos, una piscina de lixiviados y una pequeña planta de tratamiento de lixiviados, misma que está en evaluación.

El diseño del relleno es general y tiene el mismo acceso que permite llegar al relleno de Alpacoma. Se tienen dos opciones de acceso al terreno, uno por la parte alta y otro a través de un desvío metros antes de llegar al relleno actual.

El 16 de junio pasado, a poco de que venza el plazo para el cierre del relleno de Alpacoma, establecido para 18 de junio, el alcalde Luis Revilla anunció la instalación de una planta de industrialización de residuos en Sak’a Churu, al frente del vertedero que colapsó en enero.

La construcción de este servicio –dijo– será licitado no habrán contratos “oscuros” con la basura. El propósito es que la planta, que cuenta con estudios técnicos y el apoyo de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) para su emplazamiento, procese los residuos y cuente con un relleno transitorio.

Por otro lado, la empresa Iglue anunció que firmó contratos con los municipios de Viacha y Mecapaca para la construcción de un “pueblo ambiental” con la perspectiva de procesar la basura de cinco municipios, incluida La Paz, que contempla trabajar en la industrialización y la educación ambiental. Sin embargo, la municipalidad paceña no firmó el acuerdo.

El alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja, adelantó que será parte de este proyecto, que requiere la cesión por al menos 20 años de 30 hectáreas.

El Diario.