Al menos dos heridos en Chulumani porque el MAS pretendió crear una Federación Provincial paralela

Al menos dos heridos, entre ellos un civil y un policía, y dos vehículos volcados sobre la calzada son el resultado de un enfrentamiento entre pobladores enardecidos de la población de Chulumani, ubicada en la provincia Sud Yungas de La Paz, y grupos afines al gobernante MAS que el domingo pretendieron crear una organización paralela a la Federación Provincial de Chulumani, según reporte de la red Erbol.

Para el domingo habían dos convocatorias: una de la Federación Provincial de Chulumani, liderada por César Apaza, y otra por Erlan Lovera, que realizó su reunión en el colegio Crispín Andrade y tenía como invitados a representantes del Gobierno y grupos afines del MAS.

Los afiliados a la Federación estaban susceptibles de que en la reunión con participación de masistas se vaya a conformar una organización paralela afín al Gobierno, tal como ocurrió en otras poblaciones yungueñas.

Entonces, según el reporte de Erbol, las bases de la Federación presionaron para que en grupo de los federados vaya a pedir explicaciones a la reunión de Lovera, para saber si se conformaba una organización paralela.

En esas circunstancias los ánimos se caldearon y las bases rebasaron a la dirigencia, seguido por explosiones y pedradas. Efectivos de la Policía reaccionaron y gasificaron al grupo que rechazó la conformación de la organización paralela.

Los denominados “carpeteros”, organización afín al MAS, que se reunían en la unidad educativa Crispín Andrade, pretendieron esconderse en las aulas. Esto generó destrozos en la infraestructura escolar con rotura de vidrios y bancas.

Asimismo, los pobladores enfurecidos atacaron dos vehículos, que estaban en inmediaciones del colegio, y los volcaron sobre la calzada.

En la reunión en el colegio Andrade, se encontraba Rolando Canceno, dirigente de la Consejo de las Federaciones Campesinas de los Yungas de La Paz (Cofecay), organización afín al Gobierno del MAS.

Las bases agarraron a Canceno y le obligaron a firmar su renuncia. Dicho dirigente fue rescatado por la Policía y sacado del lugar sangrando. El resto de los participantes en la reunión paralela pudo salir bajo resguardo policial, después que los pobladores dieran una tregua para que abandonen la unidad educativa.

Después se observó que un efectivo policial fue gravemente herido en un ojo, aparentemente por una piedra. Sus compañeros lo trasladaban, mientras tenía la cabeza cubierta con una toalla blanca ya manchada por sangre.

Luego de los disturbios, hubo un cabildo en el cual se acordó bloqueo de caminos, para evitar el ingreso de más efectivos policiales al municipio de Chulumani.

Este es uno de los episodios de violencia en el marco del conflicto entre los cocaleros de los Yungas con el Gobierno. Los productores de coca exigen al respeto a Adepcoca y sus talonarios para la comercialización de la hoja, pero las autoridades gubernamentales restan legitimidad a esa entidad y trabaja con organizaciones paralelas o afines al Gobierno.

Brujula Digital.