Al menos 9 plagas golpean a los municipios de los Yungas

En los últimos años, al menos ocho enfermedades transmitidas por vectores golpean a los municipios de los Yungas del departamento de La Paz. Dengue, zika, leptospirosis, chikungunya, fiebre amarilla, hantavirus, leishmaniasis y peste bubónica cobraron la vida de varias personas. A la lista se suma el Arenavirus, que provocó la muerte de dos personas en Caranavi.

Hace un mes, la maestra Maribel R. M. fue la víctima número 12 del dengue en lo que va del año. Falleció en el Hospital de Guanay, según las autoridades. Ante esa situación, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) anunció que el norte de La Paz aún está en epidemia por esta enfermedad.

El dengue es una enfermedad transmitida por la hembra del mosquito Aedes aegypti. Este mal se caracteriza porque en el enfermo se presenta síntomas parecidos a una gripe, como fiebre, dolores musculares e intraoculares, entre otros.

En octubre del año pasado, el municipio de La Asunta se declaró en emergencia sanitaria por el brote de hantavirus, que afectó a miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC). En esos días, 17 efectivos erradicadores, que estaban en Sud Yungas, fueron evacuados con síntomas de intoxicación y dos de ellos murieron.

En esa ocasión, el Ministerio de Salud y el Sedes enviaron comisiones a La Asunta para recoger muestras, capturar roedores y realizar un análisis microbiológico.

En 2017, una persona de 38 años perdió la vida a causa de la fiebre amarilla en la población de Caranavi. En ese año, al menos cuatro personas fallecieron por causa de este mal que es transmitido por el mosquito Aedes aegypti, según reportes del Sedes.

En 2017, en La Paz el virus del zika se expandió y llegó a 10 municipios de los Yungas: Ixiamas, San Buenaventura, Caranavi, Guanay, Mapiri, Palos Blancos, Teoponte, Tipuani, La Asunta y Alto Beni. En ese año se confirmaron al menos 32 casos.

El zika se caracteriza por fiebre leve, menor a 38,5 grados, erupción en la piel, dolor muscular, articular, en algunas personas se presenta con inflamación de articulaciones en manos y pies, conjuntivitis, cefalea y vómitos. Se transmite por la picadura de la hembra del mosquito Aedes aegypti, al igual que el dengue y el chikungunya, aunque también por vía sexual.

En marzo del año 2018, el Sedes La Paz declaró alerta por el brote de peste bubónica en el municipio de Apolo. Ante esa situación, enviaron una brigada para fumigar y controlar la presencia de roedores en las casas.

Un mes antes, en la comunidad de Machua -distante a 30 minutos de Apolo- se reportó la muerte de una mujer, de 81 años, a causa de la peste. Días después, el Sedes registró un segundo caso positivo y otro sospechoso.

La peste bubónica también se registró en 2014 en una comunidad de Apolo. Para controlar el índice de infección, las autoridades tuvieron que quemar una comuna entera.

Según la exjefa de la Unidad de Epidemiología del Sedes La Paz Alejandra Salas hay altas probabilidades de que cada cuatro años exista un brote de este mal.

En abril de 2014, Guanay registró el primer caso de leptospirosis ictero-hemorrágico, enfermedad transmitida por roedores. “Es el primer caso encontrado en el departamento de estas características, y es grave, porque quiere decir que los roedores han invadido gran parte de las poblaciones”, dijo en ese entonces el director de Epidemiología del Sedes, René Barrientos.

La primera víctima de este mal era un agricultor de 50 años que vivía solo en la comunidad Pajonal Villaque, de Guanay. El virus de la leptospirosis está presente en la orina de los roedores, que puede contaminar arroz o azúcar.

Epidemia de dengue en Yungas

Este año, el norte de La Paz aún está en epidemia por dengue. Desde enero hasta la fecha, según el Sedes, ya suman 12 las personas que fallecieron por esta enfermedad transmitida por la hembra del mosquito Aedes aegypti.

Un muerto por leptospirosis

Un agricultor de 50 años, que vivía en Pajonal Villaque (Guanay), murió a causa de leptospirosis ictero-hemorrágico, enfermedad transmitida por roedores en el municipio paceño de Guanay. Se transmite a través de la orina de los roedores.

Una mujer falleció por peste bubónica

En 2018, en la comunidad de Machua -distante a 30 minutos de Apolo- se reportó la muerte de una mujer, de 81 años, a causa de la peste bubónica. En ese municipio declararon alerta e iniciaron fumigaciones para controlar a los roedores.

Zika invadió a 10 municipios

Según un reporte del Sedes La Paz, los municipios que reportaron los casos positivos de zika son Ixiamas, San Buenaventura, Caranavi, Guanay, Mapiri, Palos Blancos, Teoponte, Tipuani, La Asunta y Alto Beni.

Fiebre amarilla en Caranavi

En 2017, al menos cuatro personas fallecieron a causa de la fiebre amarilla en municipios el norte paceño, según el Sedes. La enfermedad se registró luego de varios años. Este mal es transmitido por el mosquito Aedes aegypti.

La Asunta: reportan brote de hantavirus

En octubre de 2018, el alcalde de La Asunta, Reynaldo Calcina, informó que el municipio fue declarado en emergencia sanitaria por el brote de hantavirus, que afectó a miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC). Dos muertos.

Chikungunya en tres municipios

En 2015, el Ministerio de Salud informó que en municipios del norte de La Paz se registraron nueve casos sospechosos de chikungunya. El vector de la enfermedad -el mosquito Aedes aegypti- habita en Ixiamas, Apolo y San Buenaventura.

Reportan brote de leishmaniasis

El 2018, médicos reportaron casos de leishmaniasis en Arcopongo, Palos Blancos, Caranavi, La Asunta y Chulumani, de los Yungas. Es una enfermedad parasitaria que se transmite por la picadura del vector “Flebótomo hembra infectado”.

Arenavirus causó 2 muertes en 2019

La ministerio de Salud informó que el virus que provocó la muerte de dos personas y dejó en estado crítico a dos médicos en las últimas semanas es el Arenavirus. El contagio se produce de roedores a humanos aspirando sus excrementos u orín.

pagina Siete.