Agencias de turismo: El fuego consumió el trabajo de 10 años

La Asociación de Agencias de Viajes de Santa Cruz aseguró que el incendio en el oriente del país acabó con el trabajo de 10 años que impulsó el sector en abrir rutas, promocionar los atractivos y hacer gestiones con los municipios.

“Todos conocemos lo que sucede en la Chiquitania, incluso es noticia internacional, es obvio que las actividades se paralizaron hasta nuevo aviso. Todo el trabajo que se hizo se perdió, hemos vuelto a foja cero, fue un trabajo de 10 años en abrir rutas, promocionar, gestionar con los municipios e interactuar con las comunidades”, declaró a Página Siete la presidenta de la Asociación de Agencias de Viajes de Santa Cruz, Marisol Echalar.

Por el desastre en la Amazonia, la Cámara Nacional de Turismo de Bolivia (Canotur) demanda a los gobiernos central, departamental y municipal, replantear las políticas y prohibir la quema controlada, para preservar las zonas forestales, áreas protegidas y parques nacionales.

Echalar apuntó que al sector no le queda más que “empezar de cero” y buscar oportunidades en medio de un nuevo contexto.

“En el sector hay especialistas que trabajan en volcar esta situación, ahora se trabaja en la búsqueda de otras opciones y desarrollar diferentes tipos de turismo, como el turismo solidario. Entonces, acá se trata de la habilidad de los profesionales del sector”, señaló la empresaria.

La representante de la asociación añadió que por el momento no se llevó a cabo una cuantificación de los daños ocasionados por los incendios en la Chiquitania, porque el fuego no fue sofocado en su totalidad como para hacer las valoraciones.

El alcalde de Roboré, Iván Quezada, relató a este medio que es paradójico ver que los hoteles que hay en ese municipio estén llenos, pero no es porque llegaron visitantes, sino personas decididas a sofocar las quemas.

“Los hoteles están con huéspedes, pero es fruto de los incendios y emergencias que hay y que vinieron a ayudar. El turismo como tal se paralizó totalmente, ya no se registra el ingreso de visitantes que hagan mover la economía del lugar”, lamentó.

Después de la declaración de zona de desastre, la municipalidad de Roboré tuvo que erogar recursos para la compra de alimentos y agua, entre otros, con dinero que estaba previsto para el pago de otros gastos, indicó.

“Se planteó al Gobierno central que adicionen entre 200 mil y 300 mil bolivianos a cada municipio afectado, porque se está gastando dinero de otras partidas que son necesarias; se comunicó eso a las autoridades y a la fecha no hemos recibido nada”, afirmó el alcalde Quezada.

Sobre la recepción de visitantes, manifestó que en 2018 se registró el ingreso de 38.000 turistas, que recorrieron rutas como Aguas Calientes, Chochis, Santiago y el Balneario de Roboré, atractivos que están cerrados desde hace 30 días.

Canotur emitió un pronunciamiento que señala que desde hace cuatro semanas la región de la Chiquitania registra “incendios incontrolables” que afectaron a los municipios de Roboré, San José, San Ignacio, Concepción, San Rafael y San Matías.

La Cámara remarcó que en el área están las Misiones Jesuitas, que fueron proclamadas por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad (1991), por ser un destino único e irrepetible, “donde está la cultura viva de las localidades que la conforman, mismas que corren riesgo”, se detalla en el comunicado emitido por la institución.

Ministerio de Culturas niega afectación de sitios patrimoniales

La directora de la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Culturas y Turismo, Patricia Álvarez, negó ayer que a consecuencia de los incendios en el oriente boliviano haya alguna afectación sobre los sitios declarados patrimonio mundial.

Ese es el caso de las iglesias de San Javier, Concepción, Santa Ana, San Miguel, San Rafael y San José de Chiquitos, informó el ministerio, en un boletín.

“No existe ningún tipo de afectación sobre los sitios declarados patrimonio mundial por la Unesco, tal es el caso de Concepción, Santa Ana, San Rafael o San José de Chiquitos, que estarían más cerca de los focos de calor que se han registrado en la Chiquitania”, señaló la funcionaria.

En el caso de todos los sitios con pinturas rupestres que se conocen, únicamente un par se encuentra con alto riesgo de ser afectado, indicó la directora.

No obstante, Álvarez reconoció que no se pueden arriesgar a confirmar ninguna información sobre el estado actual de estos sitios, porque no se ingresó al lugar preciso para hacer la evaluación de todo el patrimonio.

“Una vez que los incendios sean superados, se procederá a una actividad conjunta para obtener la información precisa tanto de los sitios con pinturas rupestres, como de los sitios arqueológicos que se conocen en la zona”, declaró al ser entrevistada por radio Panamericana.

La secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación de Santa Cruz, Paola Parada, afirmó que se registran daños en los sitios turísticos, parques o reservas nacionales producto de los incendios, un hecho que el Ministerio de Culturas descartó.

“Rechazamos contundentemente el informe mentiroso que falta a la verdad del Ministerio de Culturas y Turismo. Lamentablemente, las áreas protegidas a nivel nacional, departamental y municipal están siendo afectadas por los incendios”, sostuvo Parada, en conferencia de prensa.

El viernes, la ministra Wilma Alanoca afirmó que no se tenía reportes de daños a los sitios patrimoniales a causa del fuego.

Pagina Siete.

Publicidad